Marcel por Transbank: el Banco Central está disponible para hacer ajustes para que funcione modelo 4 partes

Mario Marcel, presidente del BC

“Chile ha tenido avances importantes, pero se ubica todavía en una posición intermedia en el valor de pago con tarjetas y número de pagos anuales”, dijo el presidente del Banco Central.


Dispuesto a hacer ajustes en su normativa de medios de pago se mostró ayer el presidente del Banco Central, Mario Marcel, esto con el fin de permitir el funcionamiento de un modelo en el que los bancos no deleguen el rol de afiliar comercios a Transbank.

En el marco de un seminario organizado por la Asociación de Bancos para presentar el último Informe de Estabilidad Financiera (IEF) del ente rector, Marcel comentó que en la industria de los medios de pago “Chile ha tenido avances importantes, pero se ubica todavía en una posición intermedia en el valor de pago con tarjetas y número de pagos anuales”

Así, apunto a que la industria se ha desarrollado a través de esta estructura a través de la cual Transbank realiza la adquirencia (afiliación de comercios) a nombre de los bancos , y esto perciben el descuento a comercio.

En ese sentido, recordó que el Central modificó su normativa el año pasado, permitiendo la separación entre adquirentes y emisores, lo que se conoce como un modelo de 4 partes. Hoy, Transbank actúa en un modelo de 3 partes, pues es operador y adquiriente, es decir, procesa las operaciones y a la vez afilia a los comercios a nombres de los bancos.

“Todavía el modelo de 4 partes no ha sido usado”, comentó Marcel, tras lo cual señaló que “el Banco Central en este recuadro (del IEF) fundamentalmente señala que está disponible para hacer ajustes, si es que hay algo más que se puede hacer para permitir el modelo de 4 partes”.

En septiembre Santander comunicó a Transbank que no renovaría el contrato de adquirencia, lo que en concreto significa que a partir del próximo año será el primer banco del país en operar con un modelo de 4 partes, lo que implica que deberá trabajar con los precios que establezcan las marcas de tarjetas en sus tasas de intercambio. Justamente sobre ese punto se ha volcado la industria, pues esperan lograr tarifas de equilibrio.

Por eso, el presidente de la Asociación de Bancos, Segismundo Schulin-Zeuthen, señaló que “lo importante que ahí se refleja (el recuadro del IEF) es que debiera ser una solución privada, frente al tema de cómo se va a abordar lo que ha planteado el TDLC”.

Además, explicó que la adopción de un modelo de 4 partes es una tarea simple, “significa crear una infraestructura que hoy no existe, por ejemplo una cámara de compensación”, sostuvo.

En ese sentido, detalló además que por una parte las marcas deben fijas sus tarifas, y por otroa lado está el tema de las comisiones a comercios: “genera un riesgo el cómo se determina la tasas de intercambio, podría para los adquirentes no ser rentable operar con algunos comercios”, dijo.

Por último, el presidente de la Asociación de Bancos comentó que si las comisiones que se fijan no son convenientes para los bancos, puede ocurrir como en otros países que “os emisores han empezado a cobrar comisiones por las tarjetas. Hay que trabajar para que eso no suceda”, sentenció.

Seguir leyendo