Ministra Jara sobre reforma previsional: “Este no es un sistema en el cual uno vaya a generar una transferencia hacia otros y el propio trabajador no vaya a recibir nada”

En el programa Pacto Social de Icare, la ministra del Trabajo junto al presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Juan Sutil, abordaron el futuro de los proyectos de reducción de la jornada laboral y el de reforma previsional. Sobre esta última, la titular del Trabajo aclaró cómo funcionaría el componente solidario del sistema, entre otros puntos.


La ministra del Trabajo, Jeannette Jara, participó este miércoles junto al presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Juan Sutil, en el programa Pacto Social de Icare. En la instancia, moderada por el ex convencional Hernán Larraín, se trataron temas como el proyecto de reducción de la jornada laboral, el proceso de reforma previsional, entre otros.

Sobre la discusión del proyecto de 40 horas, tanto la ministra Jara como Juan Sutil valoraron el proceso de construcción de acuerdos que se dio entre el Gobierno, los empleadores y los trabajadores, representados por la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT).

Sobre ello, Sutil señaló que “hay una cosa que para mí es mucho más importante, que es cómo tú construyes pragmáticamente los acuerdos que Chile necesita y los acuerdos del futuro. (...) Y mi visión es que el Chile del futuro sí tiene la oportunidad de tener los beneficios que los trabajadores necesitan, ir disminuyendo las horas de trabajo con la gradualidad que corresponde y pensando en que el crecimiento del país puede perfectamente ir absorbiendo ese proceso”.

A lo anterior agregó que “yo creo que Chile está en condiciones de avanzar con la gradualidad, que se pudo acordar, que en cinco años lleguemos a 40 horas (...) y con un estándar que le permite a las personas precisamente poder disfrutar mejor de la vida, tener más espacio y asumir esos costos. (...) Hay que ir haciendo los cambios que permitan también que ese desarrollo sea mucho más equitativo y que permita mejores oportunidades y un mejor vivir”.

En tanto, la ministra Jara se refirió a cómo ve el avance de la iniciativa, asegurando que actualmente se ve como un proyecto “bastante posible” y que el acuerdo al que se logró llegar con los empleadores y los trabajadores, representados por la CPC y la CUT, “ha permitido poder tener un trámite legislativo que yo diría tiene un buen horizonte y un buen futuro”.

Reforma previsional

Por otra parte, la ministra Jara y el presidente de la CPC también se refirieron al proyecto de reforma previsional que busca impulsar el Ejecutivo.

Sobre aquello, la secretaria de Estado aseguró que ve el futuro de la reforma “con mucho optimismo. Creo que de la reforma que vamos a presentar, que llevamos mucho tiempo discutiendo, solo pueden salir buenas noticias”, agregando que algo positivo que puede emanar del proyecto es que cerca de 2 millones de pensionados actuales van a mejorar el monto de sus pensiones.

En tanto, sobre el futuro del proyecto, Sutil afirmó quesi lo miramos desde el punto de vista técnico, racional y pragmático, sin duda vamos a llegar a acuerdos y mi sensación es que hemos ido logrando construir eso”.

Sin embargo, un punto relevante para el futuro de la reforma es la situación económica del país. Al ser consultada por las proyecciones de contracción que se vislumbran para el próximo año y cómo eso podría influir tanto en las materias tributarias como previsionales, la ministra aseveró que el Gobierno está muy atento a la situación económica, tanto nacional como internacional.

A ello agregó que “todos los cambios que hagamos tienen que ser con gradualidad y con responsabilidad, pero también tienen que ser con convicción. Con convicción de que son cambios que nos van a hacer bien para la cohesión social y que son necesarios. Lo que no nos puede pasar es que no hagamos los cambios y sigamos pensando que nunca es el momento de avanzar en más derechos para los trabajadores”.

Por su parte, el líder de la CPC señaló “por muy complicado que se ponga el año 2023 -que, de hecho, va a pasar porque Chile va a decrecer, ya técnicamente estamos en un proceso recesivo- eso no significa que no podamos construir el Chile del futuro. Y creo que parte de la construcción del Chile del futuro es contribuir con un buen proceso político, con una buena constitución que represente a todos los chilenos, con una reforma tributaria bien hecha, que genere el equilibrio y la estabilidad del crecimiento futuro, de la inversión que genera más y mejor empleo y también que genere los beneficios sociales y esa cohesión social”.

Por otra parte, al ser consultada sobre cómo el Gobierno intentará informar y “persuadir” a la ciudadanía sobre el componente solidario del proyecto, la ministra aclaró que, en el pilar de la seguridad social que van a financiar los empleadores, los trabajadores también tendrán un registro en su cuenta personal de los derechos a la seguridad social que le asisten como cotizantes. “Este no es un sistema, en el cual uno vaya a generar una transferencia hacia otros y el propio trabajador no vaya a recibir nada. Eso no es así. Lo que pasa es que la seguridad social constituye la posibilidad de hacer transferencias solidarias, pero que luego, cuando yo me pensione, efectivamente a mí también me correspondan”, agregó

“Entonces, no hay aquí ninguna idea de expropiación de fondos que se utilizó, a mi entender, y aquí me hago cargo de mis propias palabras, mucho durante la campaña del apruebo y el rechazo en torno a la propuesta de la Convención Constituyente”, señaló la ministra.

Finalmente, la secretaria de Estado aseguró, sobre el plazo para que el proyecto finalmente se convierta en ley, que ello dependerá de los diálogos que se den entre las diferentes partes: trabajadores, empleadores, parlamentarios, entre otros, pero que desde el Gobierno esperan que sea “lo más pronto posible”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.