Panel Técnico recomienda al MOP compensar con US$11,2 millones a Sacyr

Autor: Carla Cabello

El organismo dio la razón a la concesionaria que acusó al ministerio de retrasos en las aprobaciones del proyecto que produjeron sobrecostos en la ruta Concepción-Cabrero.


El 10 de diciembre, Valles del Biobío, firma concesionaria controlada por la española Sacyr y que opera la autopista Concepción-Cabrero, acudió al Panel Técnico de Concesiones por una discrepancia con el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

En concreto, la empresa acusaba sobrecostos por atrasos imputables al Fisco durante la construcción de la ruta, que implicaron gastos adicionales por 307.654 UF, cerca de US$12 millones, los que pidió fuesen pagados por el MOP.

El viernes, el panel dio la razón a Sacyr, firma que se adjudicó en 2011 la obra y que puso en servicio definitiva en agosto de 2018, y recomendó al MOP compensarla con 266.937 UF, en torno a US$11,2 millones. Eso sí, rechazó la solicitud referida al pago de comisiones por reestructuración, que la concesionaria había cifrado en 11.194 UF.

El panel técnico señaló que hubo mayores gastos asociados al retraso de 391 días que produjo el incumplimiento de los plazos por parte del MOP en el programa de ejecución de obras.

También verificó que, a causa de este atraso, la concesionaria tuvo mayores gastos financieros por la extensión del período de construcción considerado originalmente en el contrato.

El conflicto

De acuerdo con la concesionaria, durante la etapa de construcción hubo una tardía entrega de terrenos expropiados y retrasos en las aprobaciones de los proyectos de ingeniería de estructuras y pasarelas.

También indicó que el atraso causado por el MOP implicó el desplazamiento de la puesta de servicio provisoria prevista para el día primero de julio de 2015, lo que a su vez extendió el período de construcción sin que la sociedad concesionaria pudiese obtener ingresos de la concesión.

En 2011 la empresa suscribió un contrato de apertura de financiamiento en el formato de una línea de crédito con desembolsos por tramos, asociados a las necesidades del proyecto y conforme a los estados de avances. Según se explica, a consecuencia del incumplimiento del MOP, además se devengaron intereses por un mayor período que el estimado, dado el mayor período de construcción.

Seguir leyendo