Descubren un nuevo síntoma de Ómicron: más del 20% de los pacientes lo tiene, con lo que la variante ya suma diez síntomas muy característicos

Una mujer se refleja en el vidiro de una tienda en Frankfurt, Alemania. Foto: AP

Muchos contagiados, especialmente en Estados Unidos, donde la nueva variante está profusamante extendida, están describiendo problemas gastrointestinales como una nueva señal característica de este linaje del Sars-CoV-2.




A poco más de un mes de su irrupción, la nueva variante del Sars-CoV-2, bautizada Ómicron por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya comienza a configurar un marco sintomatológico bastante consistente, con el que ya se puede tener un cuadro clínico más característico que en las primeras semanas.

Partes médicos, informes internacionales, y más importante, el reporte de los propios pacientes, ha permitido configurar al menos una decena de síntomas de Ómicron, lo que a diferencia de otras cepas, como Delta o la original, han cambiado mucho. Síntomas característico de las antiguas cepas, como la fiebre o la pérdida del gusto y el olfato, van en retirada, aun cuando algunos pacientes con Ómicron igual lo siguen reportando en algunos casos.

La mayoría de los reportes sintetizan así el cuadro clínico: un resfrío, y el algunos casos, uno muy fuerte.

Entre algunos síntomas iniciales, como el dolor de garganta, tos, secresión nasal y congestión, ahora los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. (NIH, su sigla en inglés) reportaron a los problemas gastrointestinales (particularmente diarrea), como uno de los síntomas más comunes reportado por muchas personas contagiadas.

La diarrea es un “síntoma potencialmente peligroso”, advirtió John Hopkins Medicine.

Según los NIH, se estima que sobre el 20% de los pacientes con Covid-19 experimenten diarrea poco después de contraer el coronavirus.

Las personas con sistemas inmunitarios comprometidos, como las que se recuperan de coronavirus, corren el mayor riesgo de desarrollar diarrea y otros síntomas gastrointestinales, como vómitos y náuseas, advirtió John Hopkins Medicine, citando a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, su sigla en inglés).

Los médicos han advertido que la diarrea puede ser peligrosa si no es tratada oportunamente, especialmente en los niños, para los cuales, la primera recomendación es una adecuada hidratación.

“Para niños y adultos, es importante controlar la deshidratación causada por la diarrea antes de que la enfermedad se vuelva extrema. Comenzar la rehidratación oral dentro de las 24 horas posteriores al inicio de los síntomas puede salvar vidas”, señaló el Dr. William Greenough, experto en enfermedades infecciosas y profesor emérito de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, citado por el portal de la NBC enb Chicago.

Los productos de hidratación oral a menudo se venden sin receta y normalmente contienen un equilibrio de ácidos de sodio, potasio, glucosa, almidón, citrato y bicarbonato.

La siguiente es una lista de los 10 probables síntomas que pueden experimentar las personas contagiadas con Ómicron, según los CDC:

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Estornudos
  • Fatiga
  • Dolores musculares o corporales
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Congestión o secreción nasal
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea

Los síntomas para los vacunados y los no vacunados

Los médicos han podido realizar también un primer análisis de la reacción de los pacientes según su esquema de vacunación. Uno de ellos es el doctor Craig Spencerun médico de una sala de emergencias en Nueva York, quien a través de un artículo publicado por el medio Deseret. com compartió información anecdótica sobre lo que se ha visto en la sala de emergencias.

De acuerdo a su experiencia, todos los pacientes que tenían tres dosis de la vacuna presentaron síntomas leves, los que incluyeron dolor de garganta, fatiga y dolor muscular.

En cambio, los pacientes contagiados con Ómicron pero con solo dos dosis de su vacuna Covid, aunque presentaron síntomas leves, estos fueron más intensos de los que recibieron tres dosis. El médico reportó que estas personas tenían más fatiga, más tos y peores síntomas en general.

Además, quienes tenían una sola dosis, reconocieron sentirse “horrible”, con síntomas que incluyeron fiebre durante unos días. El cansancio, la debilidad, la falta de aire y la tos también fueron síntomas comunes en este grupo de pacientes.

Todos los pacientes que debieron ser hospitalizados no estaban vacunados. Según el médico, estos pacientes sufrían una “profunda falta de aire” y su “oxígeno disminuía cuando caminaban”. Además, necesitaron “oxígeno para respirar con regularidad”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.