El coronavirus se está convirtiendo en una enfermedad que cada vez afecta a más niños

Crédito: Creative Commons

Foto: Reuters

Conforme los casos de Covid se siguen multiplicando alrededor del mundo, más niños se están infectando con la enfermedad, aunque su riesgo de muerte sigue siendo extremedamante bajo.




Covid-19 es una enfermedad que ha tenido un dispar comportamiento según los distintos grupos de edad. En su debut en el escenario sanitario global, afectó mayoritariamente a los adultos mayores, pero conforme permanece como una pandemia, uno de los grupos menos contagiados hoy está reportando más casos: los niños.

Según el último informe de Asociación Estadounidense de Pediatría y la Asociación de Hospitales de Niños, la proporción de casos de Covid-19 en niños es la más alta que jamás haya existido en EE.UU. De hecho, la cantidad de casos en ese país ya supera el 20 por ciento de todos los casos.

Aproximadamente 88.000 niños fueron diagnosticados con Covid-19 durante la semana que finalizó el 15 de abril, según el documento.

En Chile, si para julio de 2020, por ejemplo, los niños entre 10 y 14 años diagnosticados con la enfermedad representaban el 1,8% del total de casos en el país, para el 18 de abril (último informe epidemiológico disponible) ya sumaban el 3,0%.

De hecho, combinadamente, los menores entre 0 y 18 años en el país ya representan el 12,3% de los casos totales, muy por encima de los 8,4% que representaban a julio de 2020.

Los casos infantiles, dijo Lorena Tapia investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas ICBM de la Facultad de Medicina Universidad de Chile, entrevistada en un artículo por Qué Pasa en 24 de marzo, representan aproximadamente el 10% de las infecciones por de Covid-19 general.

De ellos, el 2,5% necesitará hospitalización. Y en lo que se refiere a cuadros de PIMS, a la fecha en Chile ya se han detectado cerca de 200 casos. “Solo entre enero, febrero y marzo, se han detectado 15 más, pero están aumentando porque aumentan a la par con los alza de contagios generales”, aclara.

Según la especialista, la curva ascendente en los casos de PIMS empieza 3 a 4 semanas después del aumento de curva ascendente del número de casos a nivel general, “por eso hay que estar pendiente de las comunas y lugares donde se dieron más casos, porque ahí es donde posteriormente se darán más PIMS”, dijo.

Una de las razones de el drástico aumento de casos de niños con Covid, tiene que ver con la vacunación, la misma razón de por qué se están desplomando los casos de adultos mayores con la enfermedad. Los niños son el único grupo de la población que no está accediendo a la vacunación que se está realizando masivamente en la mayoría de los países del mundo.

Los niños aún no tienen acceso a la vacuna y no lo tendrán durante meses, por lo que su proporción de casos seguirá aumentando.

Pese a que más de 3,6 millones de niños en EE.UU. han sido diagnosticados con coronavirs desde el comienzo de la pandemia, las tasas de hospitalización y mortalidad infantil siguen siendo bajas.

Solo el 0,03 por ciento o menos de los niños con Covid-19 murieron la semana pasada en ese país. “Para el niño promedio, Covid es un riesgo insignificante”, resumió al New York Times Aaron Richterman, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Pensilvania.

“Creo que está a la par del riesgo de contraer una gripe”, dijo en el mismo artículo Stephen Kissler, investigador de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard. Para los niños de 1 a 17 años, Covid-19 fue la décima causa de muerte en 2020. En cambio la influenza ocupó el séptimo lugar entre los niños el año anterior y en el caso de los adultos, la enfermedad mató a más de 16 veces más adultos que la gripe.

De hecho, según el artículo de The New York Times, hay una serie de riesgos cotidianos más peligrosos para los menores que el Covid. Por ejemplo, ahogarse mata el doble de niños por año que el coronavirus, y los accidentes automovilísticos matan cinco veces más.

“Si proteger a los niños de riesgos pequeños pero reales de daños graves fuera el objetivo principal de la sociedad, mantener a los niños alejados de las piscinas y los automóviles probablemente tendría un efecto mayor que aislarlos en los próximos meses”, cerró Richterman en su columna.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.