Representante de ESO en Chile replica a científica de Stanford que criticó a La Silla: "Mil personas estaban contentas y una no"

Sunset panorama at La Silla

Observatorio La Silla. ESO/B. Tafreshi

Claudio Melo, representante de la ESO en Chile, lamenta las críticas de la microbióloga estadounidense, pero se queda con la opinión de la mayoría de los asistentes, que disfrutaron de la jornada astronómica.




El Observatorio Europeo Austral (ESO), fue fundado en 1962 como una organización astronómica intergubernamental, dedicada a la astrofísica y al desarrollo y operación de telescopios en la Zona Norte de Chile. Siete años después, inauguró el observatorio de La Silla, a 600 km al norte de Santiago y a 2.400 msnm. Fue el primero de los megatelescopios que se instalaron en el país.

Para el reciente eclipse solar total, el 2 de julio, el observatorio, estaba en la zona de oscuridad total, por lo que organizaron un evento con más de 1.000 personas, incluido el presidente Sebastián Piñera, el ministro de Ciencia, Andrés Couve, prensa internacional, científicos y público general, entre otros.

Luego del evento del martes, ESO se mostró satisfecha con la organización del evento, pero todo cambió ayer, cuando la microbióloga estadounidense Elisabeth Bik disparó contra la organización del evento en redes sociales, señalado 10 aspectos en los que falló la ESO, como la falta de Internet, la ausencia de papel higiénico en los baños, prohibición para ingresar botellas propias de agua, cambio de itinerario, entre otros. "La pobre organización y el Presidente de Chile arruinaron parte de nuestra diversión", señaló.

La científica, que ingresó como público general, manifestó su malestar argumentando que la jornada no estuvo a la altura de las circunstancias. Claudio Melo, representante de la ESO en Chile, explica a Qué Pasa, señalando que trabajaron un año en la realización del evento, y lamentan la experiencia que tuvo la científica. "Ella tiene total libertad de expresar su opinión, fue su experiencia. Pero yo me di el tiempo de hablar con el público, con los niños, adultos mayores y todos estaban muy contentos. Si tomas la estadística, 1.000 personas estaban contentas y una no. Es normal que alguien se pueda enojar".

El profesional señala que el Observatorio La Silla está pensado para 50 personas que van a trabajar, por lo que tuvieron que coordinar todo para las visitas, además de la seguridad para el presidente. "Había varios científicos que estaban trabajando en difusión de la ciencia, realizando experimentos y no tuvieron ningún problema. Todos los grupos estuvieron contentos. Puedo decir que el feedback es poisitivo, incluso del ministro de Ciencias. Estamos orgullosos".

Con respecto a los detalles puntuales que critica la científica, Melo establece que "estaba todo explicado antes del evento, lo de Internet por ejemplo, fue un tema bastante claro. La crítica es una experiencia personal, pero las palabras de agradecimiento han sido muchas y nos orgullece. Aún no hemos decidido si nos contactaremos con ella, lo estamos discutiendo. Pero no lo creo, ella es libre de expresar su opinión".

[caption id="attachment_728145" align="alignnone" width="833"]

La atención que recibió el presindete Sebastián Piñera, molestó a la científica. ESO / M. Zamani[/caption]

Previamente, en un comunicado, la ESO señalaba que la llegada del presidente Sebastián Piñera, "en ningún momento fue en desmedro del programa para el público, y que las interrupciones que ésta significó, fueron por motivos de seguridad. La recompensa ha sido la gratitud, tanto del público en general, como de los grupos invitados y de todos las autoridades presentes. Podemos afirmar que éste fue un éxito rotundo".

Comenta