Ch.ACO asume errores en criticada feria de este año

CHACO---FOTOS-POR-ESTUDIO-CC-1840

Así lucía la edición de este año de Feria Ch.ACO que se realizó en Lo Curro. Foto: Estudio CC

La directora Elodie Fulton reconoció falencias de montaje e infraestructura, pero no descartó una nueva edición.



Este año las expectativas de la feria Ch.ACO eran altas. El evento, convertido en la principal vitrina de arte contemporáneo local e internacional del país, cumplió una década y sus fundadoras, Elodie Fulton e Irene Abujatum, socias en galería AFA, prometieron una edición inolvidable. Así fue, pero no precisamente por la calidad de su propuesta.

Realizada entre el 22 y 26 de noviembre en un edificio en construcción de Lo Curro, el evento presentó una serie de falencias que hasta ayer hacían eco en la escena de arte local. En un artículo publicado hace dos semanas en el sitio web Artishock, el historiador de arte José Tomás Fontecilla prendió la mecha al hablar sobre los problemas de infraestructura de los stands instalados a última hora, la baja en la asistencia y por ende en las ventas, así como el difícil acceso a la feria por una locación mal escogida. "No se trata de relaciones afectivas, se trata que aquí hubo gente que invirtió mucha plata en una feria que no fue lo que prometía", dice Fontecilla.

Este jueves, sin embargo, en una carta publicada en El Mercurio, Isabel Aninat, presidenta de la Asociación de Galerías (AGAC), salió en defensa de Fulton y Abujatum, y dio fe de que " son personas que han trabajado siempre con las mejores intenciones".

"Dicen que el que mucho abarca, poco aprieta. Deberían concentrarse más en lo que es una feria de arte. Para mí, las obras de los artistas son lo primero y tienen que tener dignidad. Prefiero que no se haga la feria y sinceramente en las condiciones actuales yo el próximo año me restaría. Pero las cosas pueden cambiar", comenta Aninat a La Tercera.

Desde Ch.ACO, su directora Elodie Fulton reconoció ayer las falencias de esta última edición. "La falta de sede permanente ha sido el mayor problema a través de estos años", señala. Aunque no descarta una eventual nueva edición. "Estamos disponibles y dispuestas a hacer una mejor versión para 2019. Creemos que Ch.ACO entró en un período de maduración importante, por lo que es hora de avanzar. Por ello, estamos reclutando a un grupo de profesionales, quienes nos apoyarán en las distintas áreas de la nueva versión", agregó.

Lo cierto es que ya el día anterior al cierre de la feria una carta titulada "Mal presagio y peor certeza" hacía evidente el malestar de los participantes , quienes alegaban que si las galerías "se encargan de pagar una cuota nada desdeñable para estar en un gran mercado, quieren a cambio del pago la entrega de servicios mínimos y dignas condiciones", según el documento firmado por la mayoría de las galerías asistentes.

Si bien el evento nació en Vitacura en 2008, con el tiempo las organizadoras dejaron entrever su afán por democratizar el acceso, instalándose tres años en la Estación Mapocho, para este año volver a Vitacura, a un lugar de acceso limitado y a medio construir. Según la organización, asistieron 10 mil personas, 5 mil menos que en 2017, de tal modo que en la última jornada liberaron la entrada ($9.000) para convocar a más público.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.