Berko: llega la serie sobre el crimen de Jonathan Moyle y el tráfico de armas en Chile

JPG-MAKING-OF-BENJAMIN-VICUÑA-Y-DANIELA-RAMIREZ

Así es la ficción que mañana estrena Fox Premium y que tiene a Benjamín Vicuña como protagonista. Además, su director, Nicolás Acuña, detalla el proceso tras la compleja historia.



Marzo de 1990 fue el mes en que Patricio Aylwin juró como el primer presidente tras Augusto Pinochet, pero también cuando un periodista británico apareció muerto en el hotel Carrera en extrañas circunstancias. El británico Jonathan Moyle, editor de la revista Defense Helicopter World que venía a cubrir la Fidae, fue encontrado sin vida colgado en la barra del clóset de su habitación, la madrugada del 31 de marzo. Las autoridades catalogaron su deceso como suicidio sadomasoquista, tesis tiempo después refutada por prensa, voces desde Inglaterra y su familia, aunque nunca fue aclarada.

Un caso que se ha ligado a la venta ilegal de armas a países como Croacia, militares, empresarios, y una verdad que nunca se ha revelado por completo. El escritor Roberto Brodsky llevó su experiencia como reportero del caso en la revista Hoy, y su inquietud con el tema, a la novela El arte de callar (2004), donde el único personaje que conservaba su nombre -y el detonante de la historia- era Moyle. Lo mismo que ocurre con la miniserie que ahora lleva el libro a la televisión, Berko: El arte de callar (estreno mañana a las 20.10 por Fox Premium).

Un mundo de escorts, periodistas y contrabando que quedó a cargo de Nicolás Acuña, el realizador de Los archivos del cardenal y El reemplazante, de vuelta a las series tras su etapa como director de programación en TVN y reclutado por Brodsky y el productor Pablo Rosenblatt. En el paso de las páginas a los cuatro capítulos que componen la miniserie, la mayoría de los personajes de la novela se mantienen, reconoce, aunque con matices.

El protagonista es Boris Berkowitz (Benjamín Vicuña), un hombre con una vida familiar quebrada y un rumbo difuso, que se gana la vida como periodista de diario, y que, describe Acuña, "se topa con el caso de su vida y se va metiendo en una maraña de la que después difícilmente puede salir, empieza a investigar algo que tiene ribetes políticos internacionales que se le escapan totalmente".

En el primer episodio hay un encuentro de "Berko" con Moyle (interpretado por Benjamín Westfall) y luego la intriga se desata con la muerte del reportero inglés, dando paso a personajes como la escort "Divina Day" (Daniela Ramírez). "Siempre me intrigó mucho el personaje de Moyle, y en un momento le propuse a Brodsky que hiciéramos la historia de él", detalla Acuña, cabeza de la productora Promocine. "Finalmente lo que hicimos con Roberto es que Moyle se transforma en una especie de alter ego de Berkowitz, un tipo chanta, que tiene un desastre en su vida; el verdadero seco, que hacía periodismo de investigación, que llegó a descubrir este caso, fue Moyle".

A través de las imágenes de la TV están desde Pinochet a Sadam Husein, dando la textura del amanecer de los 90. Como la novela, se aproxima a su modo a ciertos personajes reales. En ese sentido, tienen roles la española Goya Toledo y la colombiana Angie Cepeda, pero captura la atención Alejandro Goic, que encarna a Rulfo, un tipo con múltiples redes y vínculos con el tráfico de armas, quien toma elementos de Carlos Cardoen, involucrado en su momento en el caso real.

"Es un personaje que estaba en la novela, que ya tenía una investigación histórica. Claramente no es Cardoen, pero sí está inspirado en él", explica Acuña. "Es una fusión de personajes. Es algo que ya hice en Los archivos del cardenal. A nosotros lo que más nos interesa era el tema, más que individualizar".

De los 90, el mismo director saltará al siglo XVI para comenzar a dirigir en septiembre Inés del alma mía, la serie internacional que adapta la novela de Isabel Allende. Vuelve a contar con Vicuña y suma a los españoles Elena Rivera y Eduardo Noriega. "Es un proyecto que tiene la preproducción en simultáneo en tres países distintos (España, Chile y Perú) y eso es una complejidad enorme", señala sobre el título que dirige con el español Alejandro Bazzano (La casa de papel) y que en el país dará CHV y afuera Amazon.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.