Pedro Pascal, padre de EEUU: la serie de Netflix en que el actor es Abraham Lincoln

El actor chileno revive citas históricas de Lincoln en la serie. Foto: Netflix

El actor es parte de Enmienda: La lucha por la igualdad en EE.UU., programa de seis episodios que llegó este miércoles 17 a la plataforma, y que indaga en qué implica ser ciudadano en el país, abordando el racismo y la segregación en Norteamérica. Si Samuel L. Jackson interpreta monólogos de Martin Luther King, el actor de The Mandalorian hace lo propio con textos del presidente que abolió la esclavitud.



“Hace 87 años, nuestros padres crearon en este continente una nueva nación, concebida en libertad y consagrada a la premisa de que todos los hombres son creados iguales”.

El discurso de Gettysburg, pronunciado por Abraham Lincoln el 19 de noviembre de 1863, a mediados de la Guerra Civil, es parte crucial de la historia estadounidense. Pero, en pleno 2021, revive en voz de Pedro Pascal, quien en Enmienda: La lucha por la igualdad en EE.UU. interpreta monólogos del padre del país correspondientes a esa agitada época.

La producción ahonda en seis episodios en qué implica ser ciudadano en Norteamérica, deteniéndose en el racismo y la segregación que hasta la actualidad sacude a la nación, con problemáticas como el supremacismo blanco y la brutalidad policial (que el año pasado fueron expuestas por la fuerza que tomó el movimiento Black Lives Matter).

El marco de la serie conducida por Will Smith –estrenada este miércoles 17 de febrero en Netflix– es la Decimocuarta Enmienda, que consagra a todos los nacidos en el país como ciudadanos del mismo y fue ratificada en 1968 bajo la administración del 16° presidente de su historia pese a la resistencia de los sectores conservadores.

Pascal interviene en el primer episodio como un Lincoln que, si bien terminó aboliendo la esclavitud, no siempre estuvo a favor de la causa. Su mirada contrasta con la del abolicionista y escritor Frederick Douglass, personaje histórico que en la producción queda en manos del actor Mahershala Ali.

Iniciada la Guerra Civil, Lincoln convoca en 1861 a un grupo de líderes afroamericanos a la Casa Blanca para plantearles la dificultad de liberar a los esclavos del sur del país, que ya se configura como la Confederación.

“Entiendo que su raza sufre el peor mal que se le puede ocasionar a cualquiera, pero aunque dejaran de ser esclavos, aún estarían muy lejos de la igualdad de condiciones con la raza blanca”, señala el mandatario en la cita que –siempre sin caracterización ni maquillaje– resurge en la interpretación del actor de Narcos.

Apariciones como la suya se alternan con la conducción de Smith y con opiniones de expertos en la materia, que dan contexto a opiniones y hechos que casi siempre lucen aberrantes a la luz de la actualidad. El mismo Pascal en el segundo capítulo (titulado Resistencia, en referencia a la oposición de parte del país y de incluso autoridades a aceptar la Decimocuarta Enmienda) se encarga de otro personaje de esos años, John Archibald Campbell, juez de la Corte Suprema entre 1853 y 1861.

De él se recuerda una infame cita: “La oscuridad es el color de moda en estas regiones. Tenemos africanos a todo nuestro alrededor. Son jurados, empleados del correo postal, oficiales de aduana”.

Producida por Will Smith, y creada por Robe Imbriano y Tom Yellin, Enmienda: La lucha por la igualdad en EE.UU. tiene la habilidad para incorporar esas frases y personajes con perspectiva y ampliando la mirada en cuanto a la segregación y la violencia de los últimos dos siglos del país.

Buena parte de su compromiso está en las voces y figuras que reúne, partiendo por un número amplio de actores afroamericanos (Samuel L. Jackson es Martin Luther Ling, Sterling K. Brown es Malcolm X y Laverne Cox es James Balwin), pero también intérpretes de ascendencia asiática (Randall Park es Robert F. Kennedy) y latina. Escoge a Pascal, de progenitores chilenos y nacido en Santiago en 1975, pero hace cuatro décadas residente en EE.UU. y con la nacionalidad, el papel de quien es considerado el padre del país.

Toda una declaración de intenciones que, para la carrera del actor, es otro impulso más en su mejor momento, como protagonista de The Mandalorian, de la próxima comedia de Judd Apatow y de la adaptación de HBO de The last of us.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.