Salario mínimo: petición de la CUT incluirá canasta básica protegida y llegar a $400 mil a fines del tercer trimestre

Gobierno se reúne con la CUT por salario mínimo

La propuesta del gobierno apunta a subir de $350 mil a $400 mil dentro de este año. Y ahí la idea que ha ido tomando fuerza es que sea a través de dos tramos: un primer paso sería ahora de $25 mil y otro de $25 mil en diciembre.


Este miércoles a las 18 horas, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) se reunirá por segunda vez con los ministerios de Hacienda y Trabajo para abordar el salario mínimo. En este encuentro se espera que la multisindical entregue su petitorio para comenzar a negociar con el objetivo de acordar una propuesta en conjunto con el Ejecutivo, para que la tramitación del nuevo ingreso básico pueda ser expedita. Esto, considerando que el nuevo guarismo debe comenzar a regir el 1 de mayo.

Por esta razón, el propósito es ingresar el texto la próxima semana con acuerdo con los trabajadores.

La propuesta del gobierno apuntará a subir de $350 mil a $400 mil dentro de este año. Y ahí la idea que ha ido tomando fuerza es que sea a través de dos tramos: un primer paso sería ahora de $25 mil y otro de $25 mil en diciembre.

Sin embargo, de acuerdo a distintas fuentes conocedoras de este proceso, el petitorio de la Central Unitaria de Trabajadores será que el primer aumento del salario mínimo sea mayor a $25 mil para dar una señal que permita recuperar el poder adquisitivo con mayor rapidez. Junto con ello, propondrán llegar a los $400 mil antes de fin de año, más concretamente hacia fines del tercer trimestre, ya que consideran que debido a los altos índices de inflación no se puede esperar hasta diciembre.

Al interior de la multisindical afirman que “nuestras aspiraciones superan la propuesta del gobierno, porque queremos recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras”.

Otra de la solicitud que estará sobre la mesa de negociación es la entrega de una canasta básica protegida, la cual incluya los principales productos que consumen las familias, considerando los altos precios. En esta canasta también esperan incluir algunos servicios como la luz, el gasto, el agua.

Para esta canasta básica protegida se evaluarán distintos instrumentos y uno de ellos es eliminar o reducir el IVA, o subsidios, o bien control de precios.

Dentro de esta negociación, el gobierno está trabajando en un mecanismo para subsidiar a las micro, pequeñas y medianas empresas para que puedan sobrellevar este incremento de precios sin afectar sus costos y producción.

¿Qué dicen los expertos?

Entre los economistas no hay una sola visión al respecto, ni tampoco comparten las fórmulas para llegar a los $400 mil dado el contexto económico.

Cecilia Cifuentes, académica de la Universidad de Los Andes, comenta que “no están dadas las condiciones para subir el salario mínimo a los montos propuestos por el gobierno, que en muchos casos va a incentivar la automatización, perjudicando a trabajadores más vulnerables y con menor capital humano”. Para la académica, tampoco es una buena idea subsidiar a las pymes. “Es bien complejo de implementar correctamente y además avanza en una dirección equivocada, no corresponde que el Estado complemente sueldos de empresas privadas”, plantea.

La experta añade que “es mejor destinar esos recursos a capacitación. Una forma de avanzar en mejorar el salario mínimo es vincularlo a los años cotizados de los trabajadores, como una forma de medir experiencia laboral, y evitar que trabajadores con muchos años de experiencia tengan ingresos muy bajos”.

Una mirada distinta es la que tiene Juan Bravo, director del Observatorio del Contexto Económico de la UDP, quien analiza que “la fórmula de reajuste debería incluir la inflación, más el crecimiento de la productividad laboral. Considerando las proyecciones de crecimiento para 2022, todo indica que la productividad laboral se mantendrá estancada este año, por lo que el reajuste esencialmente estaría dado por la inflación”.

En este contexto, Bravo sostiene que “dada la inflación acumulada a marzo y considerando las proyecciones de IPC para abril, un reajuste del salario mínimo a $365 mil a partir del 1 de mayo no generaría efectos perniciosos sobre la generación de empleo asalariado formal en el sector privado en los segmentos con menor experiencia laboral y bajos niveles educativos”. Y asevera que “tomando en cuenta las elevadas proyecciones de inflación para este año, un salario mínimo de $400 mil hacia fines de 2022 no estaría desalineado de los parámetros técnicos”.

Tomás Flores, de LyD, afirma que dado el contexto económico es muy razonable realizar el incremento hasta $400 mil en a lo menos dos tramos, cuya magnitud depende de la recuperación del empleo, de manera similar al reajuste anterior, que quedó condicionado al resultado del Imacec.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La Tercera Noche