¿Atrapado, sin salida?: el futuro de Darío Lezcano está en manos del directorio de Blanco y Negro

Darío Lezcano festeja su primer gol con la camiseta de Colo Colo.
Darío Lezcano festeja su primer gol con la camiseta de Colo Colo.

Si bien el delantero se anima a poner en duda la opinión de Gustavo Quinteros respecto de su condición física y reconoce una propuesta del Emelec, de Ecuador, en Macul advierten que aún queda mucho por decidir.



Darío Lezcano está incómodo en Colo Colo. Llegó en febrero como la carta de gol que los albos ansiaban para suplir la inesperada partida de Juan Martín Lucero, pero no ha logrado satisfacer las expectativas. Este fin de semana, Gustavo Quinteros volvió a relegarle. El entrenador no lo consideró en la lista para enfrentar a Huachipato. Antes, incluso, le lanzó un duro dardo. “La ida de Lucero no la teníamos prevista ni nosotros ni el club, y en ese momento salimos a buscar un reemplazante. Hoy el reemplazante no llegó al nivel de Lucero, no pudo. Entonces, ahí a lo mejor tuvimos esa falta de gol que Lucero nos dio el año pasado, pero ya está. Damos explicaciones todo el tiempo de esto, pero ya es algo sabido, pero no tengo dudas de que sí hubiésemos aprovechado las situaciones estaríamos en otra posición”, declaró en conferencia de prensa. La reflexión incluía a Leandro Benegas, pero el ex atacante de Independiente se redimió, en alguna medida, anotándoles a los acereros.

Antes, el estratega ha expuesto las razones por las que el paraguayo no ha sido considerado con la regularidad que se esperaba de alguien que llegaba a Chile con el cartel de goleador en la liga azteca. El entrenador atribuyó la decisión a la forma física del delantero. Sin embargo, el propio Lezcano desmintió esa variable. “Él me dice que supuestamente todavía no estoy bien físicamente, pero eso no es cierto”, lanzó en pleno estadio Monumental, durante el choque entre los albos y los de la usina.

Se quiere ir, pero...

Lezcano expresó su deseo de partir. “Ayer (el viernes) hablé con Daniel Morón. Yo me quiero ir. Gustavo Quinteros me dijo que no me va a tener en cuenta”, dijo. También manifestó que durante el fin de semana obtendría una respuesta respecto de esa intención. El Emelec, uno de los equipos grandes de Ecuador, aguarda, también, por esa decisión, pues tiene al delantero como opción de refuerzo.

En Blanco y Negro, en cambio, le ponen freno al ímpetu del ariete. “Esto no es unilateral. Lezcano tiene un contrato que se extiende por un largo tiempo más”, advierten en el seno de la concesionaria que administra al club popular. En efecto, el guaraní firmó hasta diciembre y es el jugador más caro del equipo popular. Para colmo, su salida se produciría con el libro de pases ya cerrado, otro elemento que en el Cacique tomarán en cuenta antes de adoptar la determinación.

Darío Lezcano firma el contrato que lo une a Colo Colo, junto a Alfredo Stöhwing. (Foto: @ColoColo)

En Macul también acotan la determinación y a los responsables de adoptarla. “Esta semana habrá decisión en el directorio. Si el directorio le da luz verde a la salida, habrá que concordar las condiciones. Es Colo Colo el que debe decir que sí o no. Habrá que escuchar al técnico. Es una decisión compleja. Morón es un ejecutivo que debe atenerse a las instrucciones del directorio”, establecen.

Escasa producción

Lo que sí está claro es que la productividad de Lezcano ha estado muy por debajo de las expectativas y, sobre todo, de las necesidades que tienen los albos. El atacante suma apenas ocho presencias en el Campeonato Nacional, con tres anotaciones: a Ñublense, Coquimbo Unido y Magallanes, cuando recién iniciaba su paso por el club e ilusionaba con que podría transformarse en un buen reemplazante de Juan Martín Lucero. Solo una vez ha sido titular: el 18 de marzo, frente a Cobresal, en El Salvador.

En la Copa Chile añade 96 minutos en dos partidos (68′ ante Santiago City y 28′ frente a La Calera). Marcó uno de los goles del 6-1 sobre los cementeros.

A nivel internacional, que es donde más se le requería, sumó escuálidos 17′ en el choque frente a Deportivo Pereira, que sentenció la salida de los albos de la Copa Libertadores, el gran desafío que tenían para esta temporada. Después, en la Copa Sudamericana, fue convocado para ambos duelos frente a América Mineiro, pero no salió de la banca de suplentes.

Aún así, la irregularidad de Damián Pizarro y, principalmente, la imposibilidad de sumar un nuevo ariete, hacen que Quinteros se resista a dejarle partir del equipo popular, aunque Lezcano tenga un cerro por delante para escalar si se trata de convencerle de que le dé una nueva oportunidad.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.