El Camp Nou ya conoce a Vidal

El volante es titular y juega sus primeros minutos en la cancha culé por el Trofeo Joan Gamper. Durante la presentación del plantel, fue el refuerzo más aplaudido.


De a poco, Arturo Vidal se impregna de lo que es el Barcelona. Si su debut oficial fue el domingo, entrando en el final del duelo por la Supercopa española ante el Sevilla, ayer le tocó pisar por primera vez el césped del Camp Nou, un reducto imponente, el hogar de Messi y compañía, con un recibimiento acogedor.

En el marco del Trofeo Joan Gamper, el Barça derrotó por 3-0 a Boca Juniors en un amistoso que sirvió como presentación del plantel para la temporada 2018-2019. Vidal tuvo sus primeros 45 minutos como azulgrana en la Ciudad Condal.

La jornada fue movida. Primero, los cuatro refuerzos estuvieron en el 39º Congreso Mundial de Peñas del Barça, ocasión en la cual Vidal le habló brevemente a los hinchas. “Les prometo que nos vamos a dejar la vida por este equipo”, afirmó.

En la previa al choque con los xeneizes se produjo la presentación del plantel. Primero salieron quienes continúan en el equipo, con la excepción de los cuatro capitanes (Messi, Busquets, Piqué y Sergi Roberto) quienes salieron al final. Luego llegó el turno de los refuerzos, y Vidal, el último, fue el más aplaudido de los nuevos.

En la misma instancia, quienes le hablaron a los hinchas fueron el técnico Ernesto Valverde y Lionel Messi, el primer capitán tras la partida de Andrés Iniesta. “Hicimos una plantilla como para ilusionarnos. Los fichajes nos van a ayudar a ser mejores. Todos nos quedamos con la espinita de la Champions, por como fue (la eliminación ante la Roma). Hoy prometemos que vamos a hacer todo lo posible para que esa copa tan deseada por todos vuelva a esta casa”, dijo el 10.

Como en el partido se permitían hasta 11 cambios, Valverde aprovechó para ver a la mayoría de su plantel. En ese sentido, la formación titular fue una mixtura. Vidal compartió el mediocampo con Rakitic y Coutinho. Aunque se presumía que el chileno sería el eje central del medio, el volante más retrasado, aquello no fue así. En el principio del partido fue el croata quien quedó en el centro, y Vidal se cargó hacia la izquierda y se soltaba con facilidad hacia el área contraria, buscando conexiones con Messi. Cuando el Barça perdía el balón, Vidal se unía a Rakitic en el centro, mientras el brasileño Malcom quedaba como volante izquierdo para formar un 4-4-2.

Una de las características principales del nacional se percibió en el Camp Nou: su despliegue. Quizás por esas ansias de convertir, en varias ocasiones pasó del medio hacia el área de Boca e incluso también hizo la transición hacia la defensa, en una jugada cuando Piqué se fue arriba (acabó acompañando a Umtiti). Terminó el primer tiempo como volante abierto por la derecha. Fue reemplazado en el entretiempo por Rafinha.

La prensa catalana destacó el partido del chileno. Por ejemplo el diario Sport señaló que “demostró su ADN Barça” con estadísticas como el 93% de efectividad en pases, siendo el 75% con menos de dos toques. El resultado pasó a ser una anécdota, porque la victoria culé fue cómoda. Los goles fueron de Malcom (18’), Messi (39’) y Rafinha (66’).

“Estoy muy contento por haber debutado en el Camp Nou, con los nuevos compañeros. Esperamos ir de a poco mejorando, partido a partido, pero el equipo se ve muy bien”, declaró Vidal tras el cotejo. Respecto a los objetivos, tiene uno clarísimo: “Por eso me trajeron: para ganar la Champions. Vengo motivado para estar de la mejor forma, porque ese es el objetivo que tenemos este año”.

Luego de la Supercopa y el amistoso ante Boca, ahora el Barcelona vislumbra desafíos de mayor relevancia. Este sábado abren La Liga recibiendo al Alavés.

Seguir leyendo