Dorados de Sinaloa golea 4-1 al Cafetaleros en debut de Maradona

Autor: EFE

"Yo sabía que ganábamos cuando los vi entrenar con ganas y con hambre de gloria", señaló el excapitán de la selección argentina tras finalizar el encuentro.


Un buen debut tuvo Diego Armando Maradona como entrenador del Dorados de Sinaloa, en México. El elenco del ‘Gran pez’ goleó 4-1 al Cafetaleros por la Liga de Ascenso del fútbol mexicano.

Los goles del elenco que adiestra el exastro argentino fueron obra del ecuatoriano Vinicio Angulo, con tres goles (ms 60, 62 y 76) y Jesus Esconoza. Mientras que Sebastián Ibars (m.62) descontó por los Cafetaleros.

“Yo no sé si callo muchas bocas, lo único que vengo es a trabajar con mi cuerpo técnico. No hay secretos, acá está el trabajo y la predisposición de los jugadores que son un ejemplo para todos”, señaló el excapitán de la selección argentina en una rueda de prensa tras el partido.

“Yo sabía que ganábamos cuando los vi entrenar con ganas y con hambre de gloria”, agregó.

Los Dorados comenzaron mejor en su estadio, se hicieron de la pelota, impusieron condiciones en mitad de la cancha y en el minuto 16 estuvieron cerca de tomar ventaja cuando el volante Julio Nava disparó en un tiro libre y estrelló el balón en el travesaño.

En su estadio, ante unos 12.000 aficionados, menos de lo esperado, el ‘Gran Pez’ siguió mejor, sin embargo el equipo careció de buen tino en la última jugada y dejó ir algunas oportunidades ofensivas.

A partir del minuto 25 las cosas cambiaron. Los visitantes, liderados por Christian Bermúdez le quitaron la pelota a los Dorados y comenzaron a crear peligro, lo cual sacó de sus cabales al “Pelusa”, quien mentó madres desde el banquillo.

Llegaron a la mitad sin anotaciones y con los Cafetaleros mejor en el arranque de la segunda mitad, pero en el minuto 53 Angulo pisó el área y a partir de ahí el Sinaloa recuperó el protagonismo.

En el 54 Jesús Chávez disparó por fuera y en el 57 Arce falló en el remate a pase de Angulo, quien en el 60 aceptó un pase en el área y de cabeza puso el 1-0.

Maradona estalló con una celebración de tanto voltaje como cuando le hizo uno de los mejores goles de su vida a los ingleses en el Mundial de 1986 y sus jugadores lo siguieron con una euforia colectiva como si hubieran ganado el título.

Dos minutos más tarde la defensa del Tapachula dejó ir la pelota en un error en la salida y Angulo tocó para el 2-0, lo que provocó una algarabía con Maradona como director de orquesta, que se abrazó y besó a su auxiliar Luis Islas, otra vez como si hubieran conquistado el campeonato.

Los Cafetaleros no se intimidaron. En el minuto 64 Ibars anotó de cabeza para marcar el 2-1. Esto provocó en el campeón del mundo 1986 un enojo mucho mayor, con golpes a la pared superior del banquillo incluidos.

Tapachula siguió con la pelota, pero hubo una falta en el área y Angulo convirtió el penalti en el minuto 76 para poner el 3-1 y provocar otra catarsis de Maradona, quien dio gracias al cielo varias veces seguidas.

Con el rival derrotado, Culiacán amplió la ventaja en el 86 con un golpe de zurda de Escoboza que cerró el marcador.

Los Dorados, que en 26 minutos marcaron el doble de goles de lo que llevaban en todo el torneo, subieron al décimo lugar con una victoria, tres empates, tres derrotas y seis puntos. Tapachula siguió como el peor equipo del campeonato.

Al final Maradona dirigió una ceremonia con el equipo plantado en la cancha y los hinchas con las manos levantadas con aplausos al estilo de la afición de Islandia en la pasada Eurocopa.

En la novena jornada los Dorados de Maradona visitarán a los Alebrijes de Oaxaca, novenos de la clasificación, que suman dos victorias y un empate en su estadio.

#Tags


Seguir leyendo