El duro castigo que aceptaron 9 de los 12 equipos fundadores de la Superliga de Europa

Los escudos de los nueve equipos fundadores de la Superliga sancionados por la UEFA tras su arrepentimiento.

Según informó la Uefa, los clubes Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, Inter, Manchester United, Manchester City, Milan y Totteham deberán pagar 18 millones de dólares en conjunto para el desarrollo de inferiores y sufrirán una retención del 5% de los premios de una temporada, entro otras medidas. Si insisten en jugar torneos no autorizados por Uefa deberán pagar más de US$ 120 millones. El organismo no estableció aún las penas para Real Madrid, Barcelona y Juventus, aunque anunció que va a “tomar las medidas que considere oportunas”.


El capítulo de la Superliga, el torneo fundado por Real Madrid para intentar reemplazar a la Champions League, comienza a perder peso. Nueve de los doce clubes fundadores de la competencia aceptaron los duros castigos impuestos por la Uefa, que aún no se pronuncia sobre los díscolos más importantes: Real Madrid, Barcelona y la Juventus.

El proyecto impulsado por los clubes de elite del Viejo Mundo comienza a ser sólo una anécdota. El organismo que rige el fútbol del continente ya se pronunció sobre la situación de clubes Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, Inter, Manchester United, Manchester City, Milan y Totteham.

Según explicó la institución rectora, los clubes aceptaron el pago de 18 millones de dólares, en conjunto, dinero “que se utilizará en beneficio del fútbol infantil, juvenil y de base en las comunidades locales de Europa, incluido el Reino Unido”.

Asimismo, otro de los puntos del acuerdo establece que los nueve equipos, “estarán sujetos a la retención del 5% de los ingresos que hubieran recibido de las competiciones de clubes de la UEFA durante una temporada, que se redistribuirán”.

En la misma línea, el organismo incluyó una dura multa en dinero, en caso de reincidir en la iniciativa, ya que los equipo “aceptan que se les impongan multas sustanciales si buscan jugar en una competición no autorizada (121 millones de dólares) o si incumplen cualquier otro compromiso que hayan contraído en la Declaración de compromiso del club (61 millones de dólares)”.

Al margen de las sanciones pecuniarias, la Uefa también dispuso que los equipos deberán volver a unirse a la Asociación Europea de Clubes y están obligados a competir en los torneos oficiales. Además, los clubes “están plenamente comprometidos con las nuevas reformas posteriores a 2024”, según la disposición de la confederación europea.

¿Y los poderosos?

Si bien los castigos sobre los díscolos suenan ejemplificadores, lo cierto es que la Uefa aún no se manifiesta sobre los tres que asoman como los más poderosos en esta historia. Ni Real Madrid, Barcelona o Juventus fueron aludidos en este convenio, lo que imagina que las penas que puedan recibir serán mucho más lesivas.

Sin embargo, el organismo que rige el fútbol europeo aún no se atrevió a anunciar cuáles serán esos castigos y sólo se limitó a establecer una amenaza respecto del tema.

“La Uefa se ha reservado todos los derechos para tomar las medidas que considere oportunas contra aquellos clubes que hasta ahora se han negado a renunciar a la llamada Superliga. El asunto se remitirá sin demora a los órganos disciplinarios competentes de la UEFA”, aclaró en un comunicado.

Por otro lado, la cadena Cope de España aseguró que el timonel de la Uefa, el esloveno Aleksander Ceferin, esperará hasta después de la final de la Champions, el 27 de mayo en Estambul, para proponer la suspensión de dos años en competencias internacionales a los tres clubes que no aceptaron el castigo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.