Clubes arriesgan la expulsión: Italia crea una estricta norma anti Superliga

Arturo Vidal marca a Cristiano Ronaldo en un clásico entre Inter y Juventus.

Arturo Vidal marca a Cristiano Ronaldo en un clásico entre Inter y Juventus.

La Federación Italiana de Fútbol desafiliará a aquellos clubes que se unan a competencias organizadas por entidades no reconocidas por la UEFA o la FIFA.


Los coletazos de la Superliga Europea continúan. La Federación Italiana de Fútbol (FIGC) creó una nueva norma, con el fin de evitar que los clubes locales se unan a organizaciones de esa naturaleza, según reportan diversos medios de prensa de la península.

El nuevo presidente del calcio, Gabriele Gravina, fue quien confirmó la decisión, durante un consejo de la federación. La medida señala que cualquier equipo que quiera participar en los torneos locales y pertenecer oficialmente al fútbol italiano tiene que desistir de inscribirse en ligas organizadas por entidades que no cuenten con el reconocimiento de la UEFA, la FIFA o la FIGC.

En otras palabras, si un elenco de Italia se une al grupo presidido por Florentino Pérez, será desafiliado, según informan medios como La Gazzetta dello Sport o Il Corriere della Sera. “La participación en estas competiciones privadas no reconocidas provocará el cierre de la afiliación”, sentencia la nueva norma del artículo 16 del reglamento interno.

“Quien participe en una competencia no autorizada por la FIGC, la UEFA y la FIFA, pierde la membresía. Por el momento, no tenemos noticias de quién se quedó y quién se fue. Esta norma se refiere a las licencias nacionales. Está claro que si el 28 de junio, fecha límite para las solicitudes de inscripción, alguien quiere participar en competencias de carácter privado, no participará en nuestro campeonato”, aseguró Gavina

Fueron tres los cuadros de la Serie A que aparecieron entre los 12 fundadores de la Superliga Europea: Milan, Juventus y el Inter de Milán de los chilenos Alexis Sánchez y Arturo Vidal.

La nueva normativa busca que estos elencos, los más grandes del fútbol italiano, no persistan en unirse al conglomerado del cual ya se fueron los seis equipos ingleses que lo componían (Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham), hecho que obligó al grupo a anunciar un rediseño del proyecto.

Al respecto, Milan e Inter ya avisaron formalmente su retirada de la Superliga. Sin embargo, la Vecchia Signora, donde milita Cristiano Ronaldo, todavía no, por lo que el cambio reglamentario ha sido interpretado como una directa amenaza para el equipo de Turín.

Además, según el diario La Repubblica, 11 clubes le enviaron una carta al presidente de la Serie A, Paolo dal Pino, para que sancione a los equipos que participaron en la fundación de la Superliga. Según el medio, Roma, Torino, Bologna, Genoa, Sampdoria, Sassuolo, Spezia, Benevento, Crotone, Parma y Cagliari firmaron la misiva, mientras que el Napoli, Lazio, Fiorentina, Atalanta y el Hellas Verona prefirieron abstenerse.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.