La Superliga dura dos días: se borran los seis clubes ingleses

Los hinchas del Chelsea se manifestaron contra la Superliga. (Foto: AFP)

El Liverpool, el Chelsea, el Manchester City, el Manchester United, el Arsenal y el Tottenham oyen el clamor de sus hinchas y le dan la espalda a la iniciativa.


Un día alcanzó a durar la Superliga. Fueron 24 horas en que el fútbol mundial se transformó en una guerra. La iniciativa de los 12 clubes más poderosos de Europa y, por ende, del mundo, generó una fuerte batahola. Sin embargo, el revolucionario proyecto queda en nada: hoy se borraron los seis clubes ingleses que se habían comprometido a participar de la iniciativa.

El Liverpool, el Chelsea, el Manchester City, el Manchester United, el Arsenal y el Tottenham empiezan a comunicar, a través de sus plataformas oficiales la decisión de salirse del controvertido certamen. Se limitan exclusivamente a dar cuenta de la determinación, sin profundizar en las razones.

“Liverpool puede confirmar que nuestra participación en la propuesta para formar una Superliga Europea no continuará”, aseveraron los Reds. “Nos arrepentimos de la ansiedad y la tristeza que hemos provocado. Creíamos que era importante que nuestro club participara en el desarrollo de una nueva estructura que asegurara el futuro financiero de la pirámide del fútbol. Creemos que el deporte debería revisar constantemente sus competiciones y que los organismo deberían asegurarse de que el deporte que todos amamos evoluciona. Gracias a los aficionados por dar su opinión”, expresó Tottenham.

“No participaremos en la Superliga europea. Escuchamos cuidadosamente la reacción de nuestros aficionados, del Gobierno del Reino Unido y de otros entes. Nos mantenemos comprometidos a trabajar con la comunidad futbolísticas para poner en marcha soluciones sostenibles para los retos a largo plazo a los que se enfrenta el fútbol”, informó Manchester United.

Incluso se disculpan

Sin embargo, desde que se conoció la iniciativa, los clubes ingleses han sido lo que han debido soportar la fuerte reacción de sus fanáticos quienes se las ingeniaron, aún en escenario de pandemia, para manifestar su repudio a la incorporación a un torneo que, en su juicio, atentaba contra el espíritu del fútbol y, sobre todo, perjudicaba los intereses y las aspiraciones de los más desposeídos, que para estos efectos son casi todos los clubes del Viejo Continente.

“Como resultado de haberlos escuchado a ustedes y a la comunidad del fútbol en general durante los últimos días, nos retiramos de la Superliga propuesta. Cometimos un error y nos disculpamos por ello”, dice, a modo de ejemplo, el Arsenal.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.