El Sifup aclara que no hay paro, pero que el fútbol no vuelve: "No disputaremos competencia alguna mientras no existan las garantías de seguridad"

Gamadiel García

La agrupación de los futbolistas insiste en que sus asociados no volverán a la cancha pese a que el Consejo de Presidentes decidió que el Campeonato Nacional se retomara este fin de semana.




El Sifup reafirma el paro. La entidad que agrupa a los futbolistas profesionales insiste en el apego al acuerdo que alcanzó en la asamblea que realizó ayer, que determinó que sus asociados no volverán a disputar partidos. La principal preocupación radica en la falta de condiciones de seguridad para el desarrollo normal de los encuentros.

A través de un comunicado público, la entidad que preside Gamadiel García insiste en su postura. "Tras un largo debate de ideas, y con todas las posturas sobre la mesa, los futbolistas de Chile manifestaron y consensuaron, por amplia mayoría, 'proteger la integridad de los deportistas, trabajadores e hinchas de nuestra actividad, que a la luz de los acontecimientos que vive nuestro país, no está bajo resguardo'. Por esta razón y apelando también a la conciencia social de un pueblo que lucha por válidas demandas sociales, no disputaremos competencia alguna mientras no existan las garantías de seguridad para TODOS los que participan de este espectáculo", enfatiza el primer punto.

En esa línea, refuerza que la postura mayoritaria del Consejo de Presidentes de Clubes coincide con la del sindicato. "No estamos en guerra con nadie, tampoco en paro, ni hay un petitorio a cambio de revertir nuestra postura. Por su parte, en el Consejo de Presidentes, las autoridades llegaron a la misma sentencia, lo que quedó evidenciado en la votación realizada para terminar o continuar los torneos: sólo 8 clubes a favor de continuar y 27 clubes por terminar, pero lamentablemente por temas formales (falta de quórum) la decisión mayoritaria no prosperó".

La entidad manifiesta que, antes de la interrupción forzosa del encuentro entre La Calera e Iquique en La Florida, los jugadores estaban dispuestos a jugar siempre que se les garantizara la seguridad. "Siempre fuimos consecuentes a una disposición mayoritaria de no ser nosotros la piedra de tope para nadie", precisa.

Finalmente, reparan en que el fútbol está lejos de ser prioritario en el momento actual del país. "Ministros y autoridades de orden dicen públicamente que el país está sobrepasado; por ende, nosotros no podemos ser prioridad en una situación límite, tampoco los conejillos de indias. Ser conscientes y responsables del momento también es labor no solo de los jugadores, sino de todos los actores que deben resolver la crisis de nuestro país. Siempre adherimos a las movilizaciones sociales, desde el primer día y, bajo las circunstancias sociales ampliamente conocidas, jamás estuvimos ajenos al dolor y sufrimiento de muchos compatriotas", concluye.

Comenta