Gustavo Poyet, entrenador de la UC: ”Estamos salados, estamos negados”

Gustavo Poyet, durante el duelo entre Unión Española y la Universidad Católica. FOTO: Agencia Uno.

Gustavo Poyet volvió a desesperarse con los medios, esta vez tras la derrota contra Universidad de Chile. FOTO: Agencia Uno.

El entrenador uruguayo volvió a protagonizar una conferencia de prensa llena de sarcasmos y reacciones airadas frente a las consultas. “Fuimos superiores. Cuando tienes que marcar la diferencia no lo hicimos”, comenzó un discurso que poco a poco se fue calentando, sobre todo cuando le preguntaron por su continuidad, a lo que contestó que “si puedes llegar a los directivos les puedes preguntar eso (si sigue en el cargo). Yo he entrenado en cinco países diferentes y tomo la decisión de quien juga y quien no”.


La conferencia de prensa de Gustavo Poyet, técnico de la UC, volvió a estar cargada. Caliente. Con el técnico uruguayo en una constante lucha con los periodistas, con ironías y sarcasmos tras la derrota ante la U. El DT aseguró que su escuadra debió ganar.

“Fuimos el mejor equipo, el que debió ganar. Algunos jugadores están entendiendo nuestra idea de juego. Pero tenemos que seguir adelante, esto nos duele mucho, porque merecimos ganar, aunque me voy tranquilo por lo que hicimos nosotros. Fuimos superiores, pero cuando tuvimos que marcar la diferencia, no lo hicimos. Los goles dan confianza y bajan al equipo rival. Estamos salados, esa es la palabra que acabo de aprender”. Así comenzó el discurso del exvolante respecto al duelo en que Larrivey fue la figura.

Sin embargo, solo fue el inicio. Poco a poco fue perdiendo la calma: “Cuando uno pierde el rumbo, hay preocupación. Cuando uno juega bien, a veces se dan los resultados y en otras no. Lo principal es que los jugadores dejaron todo y merecieron mucho más. El responsable al ciento por ciento soy yo”.

Sobre lo que viene para el cuadro cruzado, el charrúa concluyó que “siempre se puede mejorar. Yo vine acá para tratar de aplicar una forma de entrenar y entender el fútbol. Hay días que me entusiasmo y otros días me pregunto por qué estos altos y bajos. Estoy tranquilo porque funciona. Me duele por los jugadores, por el club y los aficionados. Todo pasa por la consistencia, por decisiones difíciles y yo soy quien las estoy tomando”.

La relación con el club

Uno de los temas que se abordó fue la reestructuración del plantel, donde el ex jugador de la Celeste afirmó que “la decisión del club pasa por sumar jugadores que nos ayuden a levantar esta consistencia. Todo para lograr el único objetivo que me queda, que es ser campeón”.

Pero lo que más molestó el adiestrador fue la consulta sobre su continuidad en el cargo después de perder ante el elenco dirigido por Esteban Valencia. En ese contexto ironizó su respuesta. “Yo soy culpable de lo que puedo controlar. Si puedes llegar a los directivos les puedes preguntar eso (si sigue en el cargo). Yo he entrenado en cinco países diferentes y tomo la decisión de quién juega y quién no. De quién se queda y quién se va. Tengo el apoyo del club. Los directivos deciden. Yo hago mi trabajo y ellos hacen el suyo”.

Lo cierto es que la UC ganó uno de los últimos diez partidos, otro de los comentarios que encendió a Poyet. “¿Acaso ves que estamos contentos?… Yo tengo que pensar en las cosas que puedo solucionar, no evalúo cuando estamos arriba, ni cuando perdemos. Mi trabajo es evaluar el trabajo de los jugadores, decidir bien, hay decisiones complicadas, pero tengo que tomarlas. Hay gente que aprende más rápido y otras más despacio. Aprendo todos los días, no solo del equipo, del grupo, de lo que pasó… Aprendo del partido, de los árbitros, de los rivales. Asumo mis responsabilidades”, expuso el charrúa.

Y en esa misma dinámica profundizó en sus dichos, tras repetir que “el triunfo es una de las deudas que tenemos. Estamos salados, estamos negados. Hacemos todo para ganar, tiramos más al arco, nos creamos más chances, tenemos la posesión de la pelota. Nos llegan dos o tres veces y nos hacen goles”. Sobre la exigencia que tiene como DT del tricampeón, el uruguayo advirtió que “hubo partidos en los que merecimos mucho más y no logramos ganar, como hoy. Normalmente, el equipo campeón es el que tiene que ganar, jugando bien o mal. No lo estamos logrando. El responsable soy yo”, cerró el entrenador.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.