Joaquín Montecinos: “Los clubes chilenos tienen que invertir un poco más en nosotros, los jugadores”

Joaquín Montecinos no tiene complejos para ser uno de los líderes en la próxima generación de la Roja. En la foto posa junto a su padre Cristián Montecinos.

Joaquín Montecinos no tiene complejos para ser uno de los líderes en la próxima generación de la Roja. En la foto posa junto a su padre Cristián Montecinos.

El delantero nacional, hoy en Xolos de Tijuana, conversa en extenso con La Tercera, tras convertir su primer gol en el fútbol azteca. Asegura que Chile puede dar vuelta la historia en Brasil y advierte que a la Generación Dorada “todavía no la daría por muerta”.



Joaquín Montecinos (26 años) está eufórico, pero cansado por el trajín geográfico de la liga mexicana. Después de marcar su primer gol con Xolos de Tijuana atiende a La Tercera. Desde Baja California, el delantero asegura que no todo está perdido para la Roja en las Eliminatorias. Dice que a la Generación Dorada no hay que “darla por muerta” y se siente feliz por ser un líder del próximo proceso para 2026

¿Cómo se ha sentido en estas primeras semanas en México?

Mi adaptación ha sido bastante buena. Me han recibido muy bien acá. El equipo es un siete. Hay que adaptarse rápido, uno tiene que estar preparado para esto, porque tampoco había tiempo. Cuando yo llegué el torneo mexicano ya estaba en la tercera fecha.

¿Qué tal el equipo de Tijuana?

La liga mexicana se caracteriza por tener una infraestructura muy buena. Entonces, por lógica, que la exigencia sea aún mayor. Te exigen tal como ellos invierten. Eso la hace una liga más competitiva y, por lo mismo, estoy tratando de acomodarme lo más rápido posible.

¿En Chile se menosprecia la liga mexicana?

Es una injusticia. Yo no entiendo mucho por qué existe esa bronca con la liga mexicana. Cada jugador tiene sus objetivos claros y a veces los meten a todos en el mismo saco. Yo vengo con el objetivo de dar lo mejor de mí, seguir creciendo y avanzando en mi carrera. Por eso, este paso a México para mí es súper importante y siempre lo he visto como un paso adelante en mi carrera. En Chile lo ven distinto, pero el que sabe de fútbol sabe que es una liga muy competitiva. Cuando estás acá te das cuenta que el fútbol se juega con mucha intensidad, con excelentes jugadores.

¿Es mejor que la chilena?

En recursos y en infraestructura es mucho mejor. Ahí te das cuenta que hace mucha falta la inversión. Acá los estadios tienen todas las comodidades y eso nos hace falta. Material hay, tenemos jugadores de categoría mundial, pero los clubes chilenos tienen que invertir un poco más en nosotros, los jugadores. Eso es lo que falta. Se pensó que partiría a España o Francia...

¿Por qué a México?

La verdad es que hubo muchas cosas que no fueron tan así. Muchos clubes sí estuvieron interesados, pero no hicieron ninguna oferta. Mi primera opción siempre fue ir a Europa, si podía pegar el salto inmediatamente lo iba a hacer. Pero siempre tuve como opción venir a México, que sé me ayudará mucho en lo profesional. Y seguiré con mi objetivo. Yo quiero jugar en Europa y el salto desde acá en México me ayudará mucho.

¿Por qué explotó tan tarde en el fútbol?

Muchas cosas pasaron. Así se dio mi carrera y estoy súper feliz. Claramente, me hubiera encantado partir un poquito antes. Pero bueno, es lo que me tocó. Viví etapas medio complicadas en el fútbol, que me fueron retrocediendo. Al final, todo me ayudó para ser lo que soy hoy en día como jugador y persona.

¿Dónde hizo inferiores?

Estuve en la sub 15 de La Serena y, después, la sub 16 y 17 en Unión Temuco. Después, en la juvenil, me devolví a La Serena y allí firme mi primer contrato profesional. Después sufrí una lesión muy grave, estuve un año sin jugar y me quitó otro año más para acomodarme nuevamente. Fueron dos temporadas que jugué muy poco y que acortan tu carrera. Por eso mismo mi explosión fue un poco más grande.

¿Qué lesión sufrió?

Fractura de tibia y peroné. Ahí perdí casi dos años, porque en el segundo casi no tuve continuidad.

Todo ha pasado muy rápido en su carrera en los últimos dos años…

Así es. Pero siempre lo digo, cuando pasan estas cosas en el fútbol hay que tener siempre los pies sobre la tierra, porque pasan muchas cosas. Ahí es donde hay que tener cabeza, saber dar las gracias, valorar todo lo que se ha hecho y seguir por este camino. Queda mucho, estoy recién en la elite del fútbol y debo seguir a tope para lograr algo más. Mi objetivo está súper claro, jugar en Europa y daré todo para llegar.

¿Su personalidad extrovertida y ese desenfado qué le han aportado a su carrera?

Mucho. Es mi personalidad. Al final, todos tenemos nuestra forma de pensar y actuar. Yo soy muy competitivo, ganador; y cada vez que entro a la cancha quiero llevarme el triunfo de todas las maneras posibles. Por eso soy como soy. Pero así también hay veces en que he tenido que manejar un poco esa faceta, porque a veces soy muy explosivo. A medida que ha pasado el tiempo lo he podido manejar mucho mejor. Uno madura y se da cuenta que de repente hay que bajar un cambio. Soy así, de ir hacia adelante como loco y es un sello que me ha ayudado a llegar hasta acá.

El mismo ímpetu con el que juega…

Claramente. En mi vida soy súper frontal y, lógicamente, en la cancha uno debe tener una personalidad que se imponga a todo. Al final, eres tú o quien está frente a ti. Trato de ganar siempre, de ir hacia adelante, porque tengo que ser yo quien gane. En el fútbol son duelos constantes que tienes que ganar desde la cabeza. Este deporte tiene esa faceta, en la que tienes que estar fuerte de arriba, sino es complicado.

¿Y esa personalidad le permitió meterse en el grupo de la Roja?

Por supuesto, porque todo va de la mano. Hay gente a la que le puede molestar y a otros no. Lo más importante es cuando te ven trabajar, cuando ven que uno viene a sumar, a sacarse la cresta… Eso ayuda para que los compañeros se den cuenta que eres un aporte. El fútbol depende mucho, quizás, de cómo uno se lleve fuera de la cancha. Pero adentro tenemos que ser todos uno, ahí las personalidades pasan a un segundo plano.

Joaquín Montecinos en medio del partido eliminatorio contra Argentina en Calama.
Joaquín Montecinos en medio del partido eliminatorio contra Argentina en Calama.

En la Selección se le ha visto muy cercano a Alexis Sánchez…

Sí, la verdad es que el Ale es tremenda persona. He podido tener una muy buena comunicación con él. La verdad es que trato de llenarme de toda la experiencia que tienen ellos. Tengo una muy buena relación con Claudio Bravo, con el Huasito Isla, con el Chueco Mena… Son jugadores que me han transmitido mucho, hemos establecido muy lindas conversaciones que me han ayudado muchísimo. Son relaciones que se van dando por conexión. Yo no fui a la Selección para decir ‘yo soy amigo de Alexis o de Claudio’. Yo fui a entregarme por completo, a dar lo mejor y ahí se van dando las amistades. Es como en la vida, como en el trabajo. Al final, uno tiene feeling con algunas personas y, en este caso, he tenido la fortuna de formar una relación con ellos.

¿Se comunican fuera de la Selección?

De vez cuando nos comunicamos. Más con unos que con otros, pero siempre hay una buena amistad, con onda, con energía. Estamos lejos, pero todos estamos pendientes.

¿Le hubiera gustado tener más minutos en los últimos duelos eliminatorios?

Uno siempre quiere jugar. A mí me encantaría estar los 90 minutos todos los partidos, pero esto es un equipo. Son decisiones que toma el profe y donde me toque estar quiero ser un aporte. En la Selección todos tienen que dar lo mejor de sí, te toque o no jugar

¿Cuál es la posición en el campo que más le acomoda?

Depende mucho del esquema. Estar en el frente de ataque, de tres cuartos hacia arriba, me acomoda mucho. Más por los costados, donde he jugado más. Sin embargo, cuando he jugado en un 4-4-2 para mí es un buen puesto jugar de doble 9, porque me da la posibilidad de ir hacia los costados. Soy feliz jugando por la banda también.

¿Cómo ve a esta selección chilena, al borde la eliminación?

Vamos a luchar con todo en estos dos partidos que quedan. Son dos finales y hay que entregarse más que por completo para lograr el sueño que todos tenemos.

Chile nunca sacó un punto en Brasil por Eliminatorias…

Hay que dar vuelta la historia. El fútbol es así y eso es lo lindo que tiene, muchas veces pasan cosas increíbles. Haremos todo lo posible y si no lo logramos tenemos que pelear con la frente en alto.

Francis Cagigao, director deportivo, dijo que el próximo proceso comienza con usted y Ben Brereton, ¿Qué opinión le merece eso?

Es hermoso que me cataloguen para estar desde un comienzo. Lo más importante es lo que sucederá en estas dos fechas, después veremos qué nos depara el futuro. Ojalá yo esté en la próxima nómina. Hoy hay un solo objetivo: ir al Mundial.

¿Cómo se lleva con Brereton?

Muy bien. Es una persona muy humilde, es muy trabajador y simpático. Hemos podido compartir harto.Parece que Ben no llega a la próxima fecha doble por una lesión…Es muy negativo que no llegue. Es un jugador súper importante y suma muchísimo. Que no esté sería una baja importante.

Pensando en el siguiente proceso… ¿Cómo ve a Chile para esa eliminatoria de 2026?

Hay materia prima. Chile tiene excelentes jugadores. Todos tienen la mentalidad para estar en la Selección. Lo más importante será formar un buen grupo y que andemos bien. Estamos representando a un país entero. Todavía no sabemos qué pasará. Hablar del futuro no es el momento, porque el presente son estas clasificatorias.

Hay que reconocer que en el próximo proceso habrá muchos jugadores mayores de 34 como Sánchez, Vidal, Isla o el mismo Bravo…

Yo a ellos todavía no los daría por muertos. Ellos aún tienen mucha energía por entregar y la decisión será de ellos. Le han entregado muchísimo a la selección y ya pensar en sacarlos para mí no corresponde.

¿Siente que puede tomar esa responsabilidad en sus hombros?

Es que esa responsabilidad siempre está, porque representamos a un país. No es cualquier cosa. En cada equipo que uno esté se siente presión, pero en la Selección es distinto. Hay muchas emociones, muchas cosas que se viven ahí. Si me catalogan como un líder en la Selección, yo feliz, lo tomo con mucha responsabilidad y hay que entregarse a full. Con el tiempo me he dado cuenta de muchas cosas en el fútbol, que todo está en el querer, en el poder hacerlo, en trabajar, en hacerlo bien desde la cabeza. Muchas cosas uno las soluciona ahí y no con la pelotita. Uno siempre piensa que solo tiene que ser bueno y no es así. El fútbol es un complemento, tienes que ser bueno e inteligente

¿Usted cree que Martín Lasarte debiera seguir como entrenador de Chile en caso de no clasificar?

Pucha, esos temas no me corresponden a mí. Yo estoy súper agradecido con el profe, porque me hizo debutar en la Selección. Yo creo que la decisión la tomará la directiva de la ANFP. Nosotros tenemos que trabajar a full con el técnico que esté. Pero con el profe Martín (Lasarte) hemos formado una linda relación, porque él confió mucho en mí, me hizo debutar y eso no se olvida nunca

¿Qué le parece la venta de Audax Italiano, club en el que usted estaba hace un mes?

La verdad es que son temas en los que no tengo por qué meterme. No opino de esas cosas, porque el fútbol al final termina siendo un negocio para muchos. Puede pasar en todos lados, en Audax, en la Universidad de Chile o en otro club.

Incluso se decía que los dueños de Xolos de Tijuana tendrían parte en la nueva propiedad de Audax…

No tengo idea. No es mi tema. Yo me preocupo de entrenar, de jugar y dar lo mejor de mí dentro de la cancha. Esa es mi preocupación. Si los dueños son unos u otros no debiera importar mucho. Lo importante es que hagan bien su trabajo. Que los que lleguen sumen y entreguen lo mejor para el club, porque Audax es una gran institución.

En Brasil aseguran que su excompañero Lautaro Palacios se puede marchar a Inter de Porto Alegre…

Puede ser, es un goleador y ese tipo de jugadores son cotizados en todos lados. Le deseo lo mejor, es una excelente persona y un gran jugador.

¿Cuál era su ídolo cuando pequeño?

Siempre fue mi papá (Cristián) como el primero, por todo lo que hizo en su carrera. Siempre ha sido mi ejemplo, porque hemos podido establecer muchas conversaciones ligadas al fútbol desde que yo era chico, las que me han ayudado mucho. Al final, pasa a ser un ídolo y un ejemplo.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.