La era de Salas parte en Macul

El técnico se despide públicamente de Sporting Cristal y Colo Colo lo anuncia como su DT casi al mismo tiempo. Llega por dos años y con su staff ganarán US$ 800 mil.


Había un preacuerdo firmado desde la semana pasada, pero el anuncio tenía que hacerse a su debido tiempo. Mario Salas quería despedirse públicamente de Sporting Cristal antes de ser oficializado como nuevo técnico de Colo Colo. Y así lo hizo ayer, acompañado de sus ayudantes, con los que consiguió la estrella 19 de los Cerveceros. “Soy un agradecido de haber estado en esta institución. Esto no es un adiós, sino un hasta pronto. Este club va a crecer para seguir siendo el mejor del Perú”, sostuvo.

El Comandante terminó su conferencia y la confirmación del Cacique vino casi de inmediato. No pasó ni media hora entre un evento y el otro. “¿Para qué seguir estirando el suspenso? ¡Qué lindo tenerte de regreso después de tanto tiempo!”, publicó el club albo en sus redes sociales. El mensaje fue acompañado de una foto del Salas vistiendo el buzo de Universidad Católica, aunque la insignia del elenco cruzado fue borrada.

El entrenador firmará por dos años y será el encargado de la reestructuración de un plantel que exhibe mucha calidad, pero también veteranía, lo que choca con su propuesta ofensiva.

Al momento de ser consultado sobre las razones que consideró para renunciar al Cristal, considerando que juega Copa Libertadores y que los de Pedreros solo competirán en la Sudamericana, el DT bicampéon con la UC aseguró que en su decisión pesaron bastante los motivos personales. “¿Qué factor crees que pesó más?”, le replicó al periodista, un tanto molesto. “No es tan liviana la cosa, acá hay cosas personales también”, le espetó, sin dar detalles.

Igualmente, aseguró que la determinación no es antojadiza y que el aspecto deportivo influyó. “Fue una decisión difícil, que la verdad es que me llevó mucho tiempo, pero también con algunas cosas que a uno se le presentan como desafíos y que quiere dar este paso justamente por eso”, agregó.

En la elección de Salas como entrenador, en reemplazo del defenestrado Héctor Tapia, fue clave la opinión de Marcelo Espina, director deportivo de Blanco y Negro. Con el Cabezón fueron compañeros como jugadores en el Cacique en los años 90, cuando se conocieron.

Más adelante, en 2007, el exrugbista fue ayudante del argentino cuando éste era el adiestrador titular de Unión Española. La cercanía entre ambos es evidente y Espina lo conoce más que bien, un hecho que sin duda fue muy importante a la hora de la elección, en la que también estuvieron en carrera Eduardo Coudet y José Pekerman.

El ex volante y su staff ganarán cerca de US$ 800 mil anuales, según fuentes de ByN. Además, el club pagará US$ 190 mil a Cristal por la cláusula de salida.

El técnico, quien llegará hoy a Santiago, será presentado mañana a las 9.30.

Sobre la posibilidad de arribar con refuerzos del cuadro peruano, Salas fue cauto por ahora. “Me encantaría llevarme a todos los jugadores de Sporting Cristal, pero no puedo”, apuntó. Así, momentáneamente, solo Fernando Gutiérrez (asistente técnico), Osvaldo Alegría (preparador físico) y Javier Rodríguez (preparador de arqueros) lo acompañarán desde Lima.

Seguir leyendo