Niemann no encuentra respuestas en el primer día del Masters de Augusta

Joaquin Niemann, observando el panorama durante su participación en Augusta.

El chileno termina la jornada inaugural con +3 en su tarjeta. El viento y la exigencia del campo fueron los grandes responsables del resultado de Joaco, quien tuvo su momento más complicado en el hoyo diez al firmar un 'triple bogey'.


Joaquín Niemann tuvo una jornada complicada en Georgia. En su vuelta al Masters de Augusta, tras perderse la edición de 2020 por haber dado positivo por Covid, el nivel estelar del chileno no pudo aparecer. Exigido por uno de los campos más complicados del planeta, el flamante ganador del Premio Nacional del Deporte terminó la primera jornada con +3 en su tarjeta.

Temprano en la mañana, Niemann comenzó su periplo por el Augusta National Golf Club entusiasmado, pero complicado. El bogey en el primer hoyo lo obligaría a cargar el golpe sobre par durante gran parte de la primera mitad. Recién en la novena bandera, encontró un birdie que lamentablemente se evaporaría rápidamente.

Cuando llegó al hoyo diez, el viento golpeó fuerte en el condado de Richmond, complicando la planificación no solo del chileno, sino de que la mayoría de los golfistas que por esas horas comenzaban el sueño de colocarse la chaqueta verde. Las características del campo, con hoyos muy altos donde la briza se sentía fuerte entre los arboles, hundieron al chileno. Un triple bogey en la bandera diez y otro golpe sobre par en el once, fueron el saldo de ese momento turbulento para Joaco.

Niemann durante su participación en Augusta. (Mike Ehrmann/Getty Images/AFP)

Entre los golfistas estelares que también pasaron momentos complicados en el primer día, estuvieron Sergio García y Rory McIlroy. Al momento en que el talagantino terminó su participación, el español al igual que el norirlandés, marcaban +4 en 13 banderas. Por el contrario Hideki Matsuyama tuvo una ronda de ensueño, quedando con cuatro golpes bajo el par y asegurando cerrar este jueves en los puestos altos del torneo.

En uno de las banderas más difíciles del recinto Joaco logró el par. Hablamos del, a estas alturas, mítico hoyo 12, el mismo en donde Tiger firmó diez golpes en la edición del año pasado. Pese a que el norteamericano no estuvo presente en 2021, producto de la recuperación tras su accidente automovilístico, su nombre sí resonó en Georgia. Y es que justo hoy se cumplen 20 años desde que Woods lograra ganar de forma consecutiva los cuatro grandes del calendario, en una proeza que se extendió entre junio del 2000 y abril de 2001.

Y cuando la turbulencia de la primera parte de la segunda mitad terminó, Niemann creció. Logró firmar birdies en el 13 y el 16, algo muy valioso si se analiza la tabla general. La lógica dice que el corte debería estar sobre el par, por lo que esos hoyos pueden tener mucho valor de cara al fin de semana. Un resurgir anímico que se vio cortado con un bogey en la 17 volvió a poner el +3 en su tarjeta. El cierre fue acorde a la exigencia del campo.

Niemann cierra el primer día con ese triple bogey dando vueltas en su cabeza, el hoyo diez lo deja en una posición complicada, pero no fatal. Mañana sigue su viaje por el Masters de Augusta, uno donde sigue buscando su revancha.

La tarjeta de Joaquín Niemann:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.