Mayne-Nicholls se lamenta: "Este episodio nos amargó la tarde a todos"

Harold Mayne-Nicholls

Foto: Agencia Uno

Distintas autoridades y entes del fútbol reaccionaron a lo ocurrido en el clásico entre Colo Colo y Universidad Católica, donde el árbitro Piero Maza tuvo que suspender el encuentro por serios incidentes en la cancha.


Distintos protagonistas se refirieron a lo ocurrido durante esta tarde en el Monumental. Clásico que tuvo que ser suspendido por Piero Maza en el minuto 76' por graves incidentes dentro de la cancha, que provocaron que el delantero Nicolás Blandi sufriera cortes en sus piernas y quedara con problemas acústicos por fuegos artificiales que explotaron en las piernas del jugador.

Ante todo lo sucedido, varias personas reaccionaron a estos hechos. Desde Colo Colo, Harold Mayne-Nicholls, vicepresidente de Blanco y Negro, quiso referirse a lo ocurrido. Para el ex presidente de la ANFP se debe esperar el informe final para decidir qué medidas de seguridad tomar en los siguientes encuentros. "Necesitamos esperar el informe final. Evidentemente fallaron los controles, no hay que darle muchas vueltas a ese tema. Este episodio nos amargó la tarde a todos. Lograron ingresar elementos que no debían estar en el estadio. Tendremos que investigar bien y ver qué pasó. Nos gustaría que se juegue el tiempo restante, es lo que queremos, pero entendemos que esto es una materia que determinará el tribunal", fueron las palabras del dirigente, quien, además, adelantó que la primera medida que tomarán será presentar una querella contra quienes resulten responsables de los incidentes y destrozos.

Piero Maza, árbitro del encuentro, quiso seguir con el encuentro. No obstante, cuando los fuegos artificiales explotaron encima del atacante albo, la situación se hizo insostenible. De ahí que tomó la decisión de dar por terminado el clásico. "Se hizo insostenible. La decisión fue terminarlo, pero no se dieron las condiciones. Teniendo una lesión de un jugador con sangre, decidimos suspender el partido", a lo que agregó: "Yo voy a informar a las autoridades y ellos verán cuál es el procedimiento a seguir. Yo solo remito el informe", concluyó.

Desde el Sifup también tuvieron palabras para los graves hechos. Fernado Brugos, director de la entidad, apuntó a que esto podía suceder. "Lamentable, era una secreto a voces que podía explotar. No era suficiente los esfuerzos de las autoridades. Tenemos que conversar como gremio qué vamos a hacer. Yo tenía la tincada de que no iba a terminar", dijo el dirigente gremial.

Desde las huestes cruzadas también tuvieron palabras para la suspensión del encuentro. Para Luciano Aued lo más lógico es que el duelo no se vuelva a jugar. Desde su perspectiva, el partido ya está viciado por lo sucedido con el atacante albo Nicolás Blandi. "Han lastimado a un colega. Nos parece que lo más correcto es que termine el partido. Así no se puede", dijo el volante cruzado, quien manifestó que las protestas en el fútbol pueden darse, pero pacíficamente y sin atentar contra los jugadores.

En tanto, José María Buljubasich, gerente técnico de la UC, las autoridades deben otorgar directrices claras sobre las acciones que se llevarán a cabo para resguardar la seguridad del fútbol. "La señal tiene que ser inequívoca y muy clara. Trataremos todos de trabajar para que esto no suceda. Todos los que somos la familia del fútbol no se deben ver empañados por estos actos. Hay que tratar de que esto continúe sin problemas. Si hay que jugar sin público hay hacerlo, pero la industria del fútbol necesita la actividad", especificó el dirigente.

Comenta