Mito Pereira: “Tuve un año increíble, pero no me voy a relajar”

Chile's Mito Pereira watches his drive from the 9th tee in round 3 of the men�s golf individual stroke play during the Tokyo 2020 Olympic Games at the Kasumigaseki Country Club in Kawagoe on July 31, 2021. (Photo by YOSHI IWAMOTO / AFP)

El golfista nacional analiza su brillante 2021, donde ascendió al PGA, se metió entre los 100 mejores y rozó el bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio.




Guillermo Pereira Hinke (31 de marzo de 1995) difícilmente olvidará este 2021 que se fue. Mito, como ahora es mundialmente conocido, se convirtió en el segundo golfista chileno activo del PGA Tour después de Joaquín Niemann, y lo consiguió gracias a una magnífica temporada en el Korn Ferry Tour, donde ganó dos torneos consecutivos y logró el ascenso inmediato al máximo circuito. Si ya esa primera parte del año fue sensacional, lo que vino en la otra mitad fue realmente brillante. No solo logró debutar con gran éxito en la élite, ya que en la parte final de la temporada 2020-21 obtuvo un quinto y un sexto puesto en dos de los escasos torneos que alcanzó y disputar, mientras que en la actual, la 2021-22, ya tiene un tercer lugar.

Pero además de esos notables resultados que le permitieron meterse entre los 100 mejores del mundo, hubo un hito que tuvo a todo Chile pegado al televisor: su cuarta posición en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde solo un desempate lo privó de un histórico bronce. Luego de eso su nombre cada vez comenzó a sonar más y en diciembre lo coronó con el premio al Mejor Deportista del Año del Comité Olímpico y el tradicional galardón al Mejor de los Mejores que otorga el Círculo de Periodistas Deportivos.

Mientras disfruta de sus vacaciones en Chile hasta mediados de este mes, el golfista analiza su gran año junto a El Deportivo.

¿Cuáles son sus sensaciones después de haber terminado su gran temporada?

Estoy contento porque fue un año tremendo y cerrarlo así, siendo reconocido fuera de la cancha, que pocas veces sucede, es algo muy bueno. Así que feliz de haber podido recibir el premio del Comité Olímpico y sobre todo el de los periodistas.

¿La gente ya lo reconoce en la calle?

No tanto, más que nada en el ámbito del golf.

Pero entre sus otros pares sí lo reconocen bastante. Alberto Abarza le comentaba a usted que había vibrado con su actuación en los Juegos Olímpicos.

Es que los Juegos Olímpicos se mostraron mucho y ahí la gente fue donde más me conoció.

¿Siente que este año que se fue le cambió la vida?

Obviamente, sí. Hay ámbitos que han cambiado harto. Vinimos a jugar a Chile y mucha gente nos fue a ver. Me hice mucho más conocido, sobre todo en el golf. Gracias a Dios, económicamente me ha ido bien también. Son cambios que uno espera toda la vida.

¿Se podría decir que se preparó toda la vida para esto?

Sí, sin lugar a duda.

¿Cuáles eran sus expectativas a comienzos de año?

Lo único que tenía en mente era pasar al PGA Tour a como diera lugar. Daba lo mismo cómo fuera, y fue de una manera increíble, así que superó las expectativas.

La vara quedó alta. ¿Qué metas se pone para esta nueva temporada?

Fue un tremendo año y va a ser difícil que otro año sea mucho mejor que este, no solo en lo golfístico, sino que también en lo personal. Obviamente uno siempre tiene metas y la más importante sería poder ganar en el PGA Tour esta temporada.

A fines de 2021, se casó. ¿Cambió su vida?

Por el tipo de vida que tengo, llevábamos mucho tiempo pololeando, así que es una decisión bien tomada. Nos casamos por la iglesia el 15 de enero. Además, nos vamos a ir a vivir a Estados, a Jupiter, Florida. Estamos a 15 minutos de la casa de Joaco.

¿Y habrá tiempo para la luna de miel?

Va a ser al final de la temporada. Todavía no elegimos nada, pero tenemos que ver cuándo se va a dar el tiempo. Igual vamos a viajar juntos a los torneos.

¿Influyó que estuviera Joaco para vivir en Jupiter?

Sí, y también influyó que es un lugar muy bueno para el golf. Además de Joaco, están Cristóbal del Solar y un par de chilenos más. Y eso ayuda. Cuando estamos en semanas libres, vamos a poder compartir con los otros chilenos.

Cuando jugó el Abierto del Club de Polo, ¿algún golfista le pedía consejos?

No. Muchos estamos al mismo nivel, quizás hay cosas chicas que hacen alguna diferencia. He vivido toda la vida con ellos y sigo siendo la misma persona.

¿Cuesta seguir siendo el mismo, pese al éxito y las luces?

Puede costar un poco, pero depende de cada uno seguir siendo igual. Hay cosas que pueden cambiar, quizás hay menos tiempo para algunas cosas, pero la idea es seguir siendo igual.

¿Tiene en sus planes crear una fundación, como lo hizo Joaquín Niemann?

Sí, me encantaría hacer algo así para agrandar el golf y para Chile. Todavía a corto plazo, no. Pero esperemos que me siga yendo bien. Sería buenísimo.

¿Qué le gustaría que tuviera la fundación?

No lo he pensado mucho, pero me gustaría hacer algo inclusivo, algo para el golf...

Hablemos de Católica… ¿Cómo vivió el tetracampeonato?

Estaba en Estados Unidos y no pude ver todos los partidos. Tremendo ganar cuatro años seguidos. En un minuto Colo Colo estaba bien parado y le pasó lo del coronavirus, pero Católica se merecía ganar.

¿No ha podido jugar fútbol y mostrar sus dotes de lateral izquierdo?

Me retiré de todos los deportes que no sean golf, porque cosa que hago, cosa que me lesiono.

A propósito, ¿cómo lleva su preparación física?

Hace como tres años vengo muy mateo con eso. Tanto en Estados Unidos como en Chile.

¿Cómo es su rutina ahí?

Cada vez todos están haciendo más preparación física, por el tema de las lesiones. En este deporte, aunque no se vea, el cuerpo sufre harto, porque a muy poca distancia con el palo, se genera mucha velocidad, entonces el cuerpo recibe harto estrés. Mientras mejor estés físicamente, más vas a poder jugar.

¿Qué le parece el regreso de Tiger Woods?

Es de otro planeta. Esta vez pensé que se le iba a hacer complicado, pero lo vi y creo que puede volver bien.

En términos de ranking, ¿qué objetivos proyecta?

Ser número uno del mundo es lo que todo golfista busca, pero en el corto plazo ojalá poder ganar un campeonato en el PGA Tour y estar entre los 50 mejores del mundo.

¿Cómo gestiona la presión?

Es un poco la ambición de un deportista. Tuve un año increíble, pero no por eso me voy a relajar y me quedaré listo con lo que hice. Uno siempre busca metas más grandes.

¿Quién es mejor: usted o Joaco?

Por ranking, es Joaco (ríe). Pero los dos nos llevamos muy bien, competimos juntos, pero, aunque sea un deporte individual nos apoyamos el uno al otro. Es un placer tener a otro chileno al lado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.