Desembarco “flash” en México: la conversación con Boric en el frenético debut de Beatriz Sánchez en la embajada

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI / AGENCIAUNO

Luego de que su nominación recibiera múltiples críticas desde la oposición, la representante del Frente Amplio debutó a solo horas de presentar sus cartas credenciales en la organización de la primera visita del Presidente Gabriel Boric al país liderado por Andrés Manuel López Obrador.


Aprovechó cada trayecto a las actividades oficiales para hablar con el Presidente Gabriel Boric, pero fue el miércoles cuando la nueva embajadora de Chile en México, Beatriz Sánchez, tuvo un espacio más distendido para intercambiar palabras con el Mandatario. Ambos -junto a otros personeros de la delegación que acompañaron al Jefe de Estado en su primera visita oficial al país presidido por Andrés Manuel López Obrador-, se reunieron esa noche para cenar en el restaurante Los Danzantes, en Coyoacán.

En ese encuentro y en las otras instancias que tuvieron para conversar, la exconvencional recibió los lineamientos del Mandatario para el desafío que le confió hace solo unas semanas atrás: representar a Chile en uno de los países más relevantes de la región. Quienes conocieron del tenor de sus intercambios, afirman que también abordaron el momento político que vive Chile y el destino del proceso constituyente, además de la situación actual de América Latina y México en particular.

El reencuentro de Sánchez y el Mandatario en estos nuevos roles se da a cinco años de que Boric y su ahora ministro Giorgio Jackson (Mideso) convencieran a la periodista de dejar su carrera en medios y convertirse en la candidata presidencial de un naciente Frente Amplio. Estuvo a pocos votos de ser ella -y no el independiente Alejandro Guillier- quien pasara a la segunda vuelta para enfrentar en representación de la centroizquierda a Sebastián Piñera en los comicios de 2017. Esa derrota, los costos que implicó para la novel embajadora, pero también su participación en la fallida propuesta constitucional, fueron parte de los argumentos de quienes cuestionaron su nominación y la calificaron como “un premio de consuelo”.

Pero cuando la dirigenta del Frente Amplio recibió el ofrecimiento del Presidente Boric para asumir este nuevo cargo, ella sabía que al conocerse su nominación no podría eximirse de los cuestionamientos. “Era algo que ya tenía asumido”, afirma una fuente del gobierno que conoció el proceso. Así, con las críticas ya amilanadas, Sánchez se embarcó entusiasmada el miércoles 23 a Ciudad de México para presentar sus cartas credenciales el viernes ante el gobierno de AMLO y asumir una tarea mayor: afinar -a solo horas de que se concretara- los últimos detalles de la visita oficial del Jefe de Estado al país.

Y el proceso, como es sabido, no estuvo exento de contratiempos. El lunes, Sánchez se enteró por la prensa -como el propio gobierno de Chile- que AMLO había decidido cancelar la cumbre de líderes de la Alianza del Pacífico, obligando a ajustar toda la agenda que habían previsto para la gira de Boric en el país. En las decisiones que ahí se tomaron, como cancelar la visita a Guadalajara, afirmaron en la delegación, Sánchez tuvo un rol clave, coordinando y entregando información de primera fuente a la Presidencia y la canciller Antonia Urrejola.

“Fue un gesto al Presidente Boric que tanto el beneplácito como las cartas credenciales se tramitaran de manera tan inmediata”, afirmaban en la delegación que acompañó al Mandatario en México. Eso, agregan las mismas fuentes, le permitió aterrizar en el país asumiendo de inmediato una agenda frenética desde antes de que el Mandatario pisara suelo azteca el martes por la noche.

Desde ese momento, cuando la frenteamplista recibió a Boric en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, que la embajadora acompañó al Mandatario en cada una de sus actividades oficiales. Así ocurrió en la reunión que sostuvo con empresarios el día miércoles a primera hora, como también durante la tarde en la bilateral ampliada con AMLO. En ese espacio, dicen fuentes de la delegación, Boric aprovechó de destacar su figura y -como diría después públicamente-, de asegurarle al líder de Morena que podía confiar plenamente en su representante en el país.

El jueves, en tanto, la embajadora concurrió con el Mandatario a la Escuela Gabriela Mistral. Ahí -por primera vez-, Sánchez abordó las críticas a su nominación y defendió su trayectoria. “Tengo 52 años, lo digo con harto orgullo, creo que he hecho hartas cosas en la vida, hoy día estoy dedicada hace unos cinco años a la política”, dijo.

“Yo entiendo que los distintos cuestionamientos a estos nombramientos en esta materia pueden existir, pero tengo una trayectoria (…). Me quedo con otra cosa, me quedo con las responsabilidades que uno puede asumir cuando llegan definiciones de este tipo. Lo dije cuando el Presidente me honra con una designación como esta, yo aquí voy a poner el corazón y la cabeza en hacer la mejor pega posible, así se lo dije ayer a todos los empresarios con los que hablé”, agregó.

Minutos más tarde, el Presidente le hizo un guiño adicional. “Esta visita ha coincidido con la designación de la nueva embajadora de Chile en México, Beatriz Sánchez, a quien agradezco su compromiso con nuestro país. A los mexicanos y chilenos residentes en México, les aseguro que podrán encontrar en ella una aliada que pondrá siempre por delante el bien común de nuestra patria”, afirmó Boric.

Finalizado el viaje del Mandatario, la madrugada de este viernes, Sánchez viajó en el avión presidencial con Boric de regreso a Chile. La nueva embajadora volvió para cerrar algunas cosas que le quedan pendientes en el país, como la graduación de su hijo menor. A fines de este año, tiene previsto volver a México para radicarse allá junto a su familia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.