El plan del concejal Karim Chahuán para evitar una condena de cárcel

Formalizan a concejal Karim Chahuan

La defensa del concejal RN de La Calera busca un acercamiento con el Ministerio Público para alcanzar un procedimiento abreviado. El pasado miércoles salió del penal custodiado por gendarmes, luego que consiguiera un permiso temporal para asistir a los funerales de su abuelo.




Una de las ideas que cobra cada vez mayor firmeza en la cabeza de Llamal Karim Chahuán Cerna (30) en la cárcel de Valparaíso es que es su carrera política como concejal de La Calera por Renovación Nacional se acabó. No hay vuelta atrás y sus cercanos le han señalado que insistir en una eventual vuelta al municipio sólo le generaría más complicaciones.

Fuera del penal, su defensa ha llevado a cabo una serie de acciones en pos de evitar la eventual condena que arriesga el edil, quien se encuentra en prisión preventiva desde el pasado 3 de diciembre, luego que fuera formalizado el 4 de diciembre por liderar un grupo que participó en el saqueo del Mall Open Plaza de esa comuna. Según la fiscalía, Chahuán la noche del 29 de octubre habría propuesto y coordinado por teléfono los delitos. El 17 de enero fue reformalizado por tráfico de influencias y de drogas.

La familia del concejal contrató los servicios del abogado Juan Carlos Manríquez, quien en una de sus primeras medidas buscó que el Tribunal Constitucional evitara que el Ministerio Público agrupara la causa de su defendido con otra vinculada al tráfico de drogas. Sin embargo, sus esfuerzos resultaron en vano, pues el tribunal declaró inadmisible el requerimiento y no existe ningún recurso para revertir dicha resolución.

El foco central de la estrategia apuntará a cuestionar duramente la declaración de una testigo protegida, cuyo nombre se mantiene en reserva por la fiscalía. Según esta última, uno de los hijos de Pedro Melo Cartagena, uno de los proveedores de droga más grandes de la zona central, habría mantenido reuniones en la automotora Chahuán Cars, propiedad de la familia del concejal. Según trascendió, la defensa no solicitará el término de la prisión preventiva.

En caso de lograr un acuerdo con la Fiscalía, que a la fecha no existe, la defensa del concejal podría alcanzar un procedimiento abreviado, logrando un cambio por parte del Ministerio Público en la tipificación de los delitos que le imputan. Ejemplo de ello es que el delito de “robo en lugar no habitado” –según la defensa– debiera ser procesado por “hurto”. Bajo esta misma lógica, la defensa busca que el Ministerio Público no persista en acusar el delito de “tráfico de drogas”, pues según los abogados de Chahuán no es posible comprobar que los 15,3 gramos de marihuana encontrados al interior de la automotora de la familia sean de propiedad del concejal.

Otro escollo que debe soslayar la defensa es el delito de tráfico de influencias. Según la Fiscalía, el 24 de mayo del año pasado Chahuán habría coaccionado a Marcelo Alexander Palavecino Flores, encargado de los corrales municipales de La Calera. El edil habría señalado que hablaría con el gobernador, con el capitán de Carabineros y el dueño del aparcadero para dejar sin efecto el procedimiento.

Tardes de ping pong

El próximo martes Chahuán cumplirá tres meses en prisión preventiva en el penal de Valparaíso. Su rutina diaria comienza muy temprano en el penal y durante las tardes juega ping pong junto a otros internos.

Desde que se encuentra detenido, su madre Erica Cerna Baez junto a otros familiares lo han visitado una vez a la semana. El se encuentra en el pabellón de imputados y separado de los condenados de acuerdo a la organización interna que realiza Gendarmería.

Quien no ha podido visitarlo es su padre: Roberto Chahuán Chahuán (67), ex alcalde de La Calera, y quien sufre desde 2011 un cáncer a la laringe, el cual afectó incluso su movilidad, por lo que no ha ido a ver al concejal.

Desde que está detenido, Chahuán ha recibido más de una mala noticia. Hace unos días falleció su abuelo materno, Leonardo Cerna Péndola, por lo cual solicitó un permiso temporal para asistir a los funerales.

Por último, Chahuán Cars, -la automotora de la familia que operaba en La Calera y que era administrada por Karim Chahuán- no ha vuelto a abrir sus puertas. Parte de los automóviles que se encontraban en su interior y que permanecían bajo consignación fueron devueltos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.