Las complejas primeras semanas del balotaje para Kast: ¿La campaña se pone cuesta arriba?

Tras pasar a la segunda vuelta con ventaja respecto de Gabriel Boric, en el oficialismo identifican varios errores que han terminado por pasar la cuenta a Kast. La polémica con Johannes Kaiser, la enredada incorporación de Paula Daza y, sobre todo, la demora en dar a conocer el nuevo plan de gobierno, son algunos de ellos.




La sensación -que ha sido corroborada por las encuestas- es clara: las primeras dos semanas de la campaña de la segunda vuelta no han sido todo lo buenas que se esperada para el abanderado José Antonio Kast, quien pasó al balotaje con una ventaja de dos puntos sobre el candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quedando con el 27,91% de las preferencias.

Si pasar con ventaja a la segunda vuelta generó un ambiente de triunfo en la centroderecha -históricamente quien pasa al balotaje primero es quien termina ganando los comicios- en el sector identifican varios problemas, que según sostienen dirigentes, generaron que la carrera presidencial de Kast se esté poniendo cuesta arriba. Primero, el día después del triunfo apareció en la palestra pública la polémica por los dichos del diputado electo Johannes Kaiser, de quien se viralizaron antiguas declaraciones misóginas y tuvo que terminar renunciando al Partido Republicano. Las 24 horas que se tardó en dejar el partido terminaron por generar daño a la candidatura.

Aunque los esfuerzos por fichar rápidamente el apoyo de los partidos de Chile Podemos Más resultaron exitosos, el caso de Evópoli -que entregó su respaldo remarcando las diferencias programáticas y declarándose desde ya de oposición a su gobierno- y el tibio respaldo entregado por el exabanderado Sebastián Sichel dejaron sabor amargo. Esto, en contraste con la carta de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quien selló respaldos rápidamente e, incluso, sumó voces de la ex Concertación como el expresidente Ricardo Lagos.

De esta manera, varios creen en el sector que se demoró más de la cuenta en amarrar bien los apoyos, lo que recién a fines de esta semana comenzó a verse.

En el oficialismo también se resienten los ripios generados para la incorporación de la exsubsecretaria Paula Daza. Primero, porque aparecieron reaccionando al fichaje de la expresidenta del Colmed Izkia Siches, quien asumió como jefa de campaña de Boric. Y, en segundo lugar, debido a que se enredaron con que primero se pidiera días administrativos y no renunciara de inmediato a su cargo.

En todo caso, en el comando recalcan que la incorporación de Daza comenzó a gestionarse días antes que lo de Siches. Y que, fueron ellos, quienes ”corrigieron” la fórmula del gobierno y le solicitaron a la exsubsecretaria que lo más conveniente era dejar el cargo.

Un punto suspensivo en el balance de quienes respaldan a Kast es el viaje que el abanderado realizó a principios de semana a Estados Unidos. Las expectativas por un fallido encuentro público con el exabanderado del Partido de la Gente (PDG), Franco Parisi trajeron dudas al objetivo del periplo y algunos creen que se perdió tiempo para hacer campaña en terreno en el país.

La demora programática

Uno de los factores que creen en el oficialismo ha repercutido con mayor fuerza en la aparente pérdida de ventaja de Kast sobre Boric, es la demora en dar a conocer el “plan de gobierno” porque, a juicio de algunos, se genera incertidumbre y se deja abierto el tema para recibir cuestionamientos. Kast tiene contemplado este sábado dar a conocer su plan de gobierno y subirlo a su página web. De esto, ya ha ido mostrando algunos cambios públicos, por ejemplo, ayer reconoció un error en haber planteado la eliminación del Ministerio de la Mujer y reafirmó que continuará en caso de ganar el próximo 19 de diciembre.

“Las encuestas son una luz amarilla, una señal de alerta para no relajarse, quizás hubo un cierto conformismo cuando Kast ganó en primera vuelta”, dijo esta semana a La Segunda, el presidente de la UDI, Javier Macaya, dando cuenta de la preocupación que existe en el sector. Y agregó. “La campaña no se gana sólo por el despliegue territorial, sin perjuicio de que habrá despliegue (…) la elección se va a ganar con ideas claras y con la evidencia de que Kast es menos extremo que Boric. Y eso se reflejará en su programa”.

El senador UDI Claudio Alvarado, por su parte, sostiene que “la campaña de Kast paso a paso está tomando las definiciones que corresponden para construir un plan de gobierno. Y, en esa línea, son decisiones trabajadas y con más credibilidad que las de Boric que son totalmente contradictorias con su trayectoria política”.

El presidente de Evópoli, Andrés Molina -cuya colectividad empezó un despliegue paralelo al del comando-, sostuvo que “van dos semanas que las encuestas dieron para Boric, pero espero que pronto Kast empiece a comunicar temas que para los chilenos son importantes, por ejemplo, pensiones. Ahí hay espacio para poder dar buenas noticias y, por otro lado, en el tema de reactivación”. Sobre esto último, Molina agregó que el abanderado en esa materia tiene una oportunidad y puede lograr dar más confianza que Boric.

El secretario general de RN, el diputado Diego Schalper, quien integra el equipo territorial del comando, indicó que “tenemos un desafío pendiente en el despliegue territorial y en eso estamos trabajando. El domingo esperamos que se note”.

Por su parte, el presidente del PRI, Rodrigo Caramori, quien también está en el grupo territorial, afirmó que “de todas las volteretas que se ha dado claramente no va a prosperar y José Antonio Kast se va a terminar imponiendo con claridad en la segunda vuelta”.

En el comando del abanderado de la centroderecha sostienen que las semanas de acomodo darán paso a que se reperfile el discurso que le rindió frutos en la primera vuelta: seguridad e inmigración, lo que, a juicio de algunos, dejó un poco de lado y debe retomar.

De igual manera, sostienen que desde el principio le avisó al sector que el programa se daría a conocer los primeros días de diciembre.

Como sea, en el comando de Kast transmiten que están tranquilos. “Estén tranquilos, porque todo va a estar bien y vamos a ganar el próximo 19 de diciembre”, dijo el propio presidenciable esta semana al ser consultado por los números de los sondeos.

En el equipo del candidato, además, recalcan que, al igual que en la primera vuelta, hay un diseño detrás y que el foco ahora está en conquistar al electorado de Parisi y que, por lo mismo, se han hecho gestos en esa línea y Kast participará el domingo en el programa “Bad Boys” para hablarle a ese sector.

Asimismo, dicen que el periodo de campaña recién comenzará el domingo y Kast lo hará en Antofagasta donde Parisi obtuvo su mayor porcentaje de votación. De igual manera, Kast seguirá cuestionando en lo programático a Boric y ahora ha reforzado su ofensiva en su contra acusándolo de no querer asistir a los debates. Ello luego que desde el comando de la carta de la centroizquierda se limitara al mínimo su participación en programas de discusión, pese a que su declaración inicial fue que asistiría a todos los debates.

La mirada de los republicanos

En el Partido Republicano también hubo algunas voces autocríticas. Una de ellas fue el diputado electo José Carlos Meza, quien sostuvo que “hay que ser más asertivos a la hora de comunicar. Tenemos buenas propuestas e ideas claras, pero fallamos en la comunicación. Si me permiten la analogía con el fútbol, tenemos buena construcción de jugadas, pero el delantero a veces falla el último toque”.

De todas maneras, otros parlamentarios electos discrepan y afirman que la campaña se estaba haciendo bien, entre ellos, Gloria Naveillán, Luis Fernando Sánchez y Agustín Romero. “Todo es perfectible, pero en este momento lo único que se puede mejorar es que nos coordinemos para salir a abarcar más terreno”, dijo este último.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.