Por qué Boric optó por Eyzaguirre y las otras veces en que el nuevo candidato al BID ha cruzado su camino con Marcel y Velasco

El gobierno optó por presentar al exministro de Educación y militante PPD como su candidato para presidir el organismo multilateral tras la salida de Mauricio Claver-Carone. Pese a que Estados Unidos y Canadá habían transmitido su simpatía por Andrés Velasco, el Ejecutivo se inclinó por el perfil de quien a inicios de este siglo ejerció como jefe del actual ministro de Hacienda, Mario Marcel.


Veintidós años se cumplieron en marzo desde que Nicolás Eyzaguirre y Mario Marcel compartieron funciones en el Ministerio de Hacienda durante el gobierno del expresidente Ricardo Lagos. El militante PPD, como ministro, y el actual jefe de las arcas fiscales, como su director de la Dirección de Presupuestos.

Esta mañana, en Teatinos 120, con varias canas más, ambos sellaron con un apretón de manos -en un rol distinto- la candidatura del también exministro de Educación a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la que quedó vacante en septiembre pasado tras la accidentada salida del estadounidense Mauricio Claver-Carone por conductas antiéticas.

“Nos hemos dado la mano muchas veces”, dijo en tono distendido Eyzaguirre mirando fijo al ahora ministro del gobierno del Presidente Gabriel Boric.

La decisión de La Moneda sorprendió a sectores políticos y también económicos. Fuentes consultadas por La Tercera PM aseguran que Estados Unidos y Canadá ya habían transmitido a Chile que veían con buenos ojos a otra figura: el también exministro de Hacienda, Andrés Velasco.

De hecho, en sectores oficialistas, en la antesala de conocerse su nominación, se recordaba el episodio en que las historias de Marcel, Eyzaguirre y Velasco se cruzaron y que -según algunas visiones- hacían “poco probable” que la opción del militante PPD se impusiera. “Sería muy generoso de parte de Marcel”, decían en los partidos del Socialismo Democrático.

La escena y las heridas que dejó son conocidas. Cuando la Presidenta Michelle Bachelet le pidió a Nicolás Eyzaguirre una recomendación para elegir a su ministro de Hacienda durante su primer gobierno, el nuevo candidato al BID propuso a Velasco y no a Marcel, quien en esa época era uno de los favoritos para asumir el cargo y quedó en ascuas.

El hito indispuso a Marcel con Eyzaguirre y se sumaba a otros altos y bajos que marcaron su relación durante la administración de Lagos. Las mayores tensiones entre ambos economistas (Marcel estudió en Cambridge, y Eyzaguirre, en Harvard) se vivieron durante la administración del exmandatario entre el año 2000 y 2006. Muchos recuerdan “los tira y afloja” por cuánto ceder a las continuas presiones del mundo político por mayor gasto fiscal, en medio de las suspicacias de tener al primer Presidente de la República socialista después de Salvador Allende.

Tanto Marcel como Eyzaguirre tenían claro que el éxito de Lagos dependía de despejar los fantasmas que acechaban a los gobiernos de izquierda latinoamericana por su mal manejo de la economía y de las cuentas fiscales. Es por ello que en 2001 planearon la creación de una nueva regla fiscal con el objetivo de generar estabilidad en el gasto público de largo plazo, que permitía ahorrar en tiempos de bonanza o “vacas gordas” y poder gastar en tiempos de escasez o “vacas flacas”. En sus inicios la autoría del “exitoso” mecanismo generó algunas tensiones, recuerdan asesores de la época. Hoy ambos se atribuyen el origen de la regla fiscal que aún sigue vigente.

En el gobierno, en todo caso, aseguran que esos tironeos y el episodio Velasco nunca implicaron un quiebre entre ambos y que durante los años han seguido, por sus roles, en permanente contacto.

¿Por qué Eyzaguirre y no Velasco o Bárcena?

La decisión del gobierno, explican fuentes conocedoras del proceso, tiene origen en las diversas conversaciones que tuvo el ministro Marcel durante su participación -a mediados de octubre- en la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, que se desarrolló en Washington, Estados Unidos.

Según las mismas fuentes, el titular de Hacienda sostuvo varios encuentros con sus pares del hemisferio y representantes del Tesoro norteamericano en los que se abordó, precisamente, la gobernanza del BID. Fue ahí donde se trazó una especie de perfil del candidato a presidir el organismo multilateral. Pero, además, Marcel recibió un mensaje: había interés de que Chile propusiera un candidato adicional a los que ya estaban en carrera. Hasta hoy, solo se habían oficializado Augusto Latorre, de Ecuador; Ilan Goldfajn, de Brasil, y Alicia Bárcena, de México, quien actualmente ejerce como embajadora de ese país en Chile.

El perfil del candidato que se zanjó en Washington fue el siguiente: debía tener capacidad técnica, amplio conocimiento económico, pero, también, experiencia en organismos internacionales y políticas públicas diversas. Fue por ello, explican en el gobierno, que Chile decidió presentar una carta propia y no apoyar a una ya en competición y terminó inclinándose por Eyzaguirre.

“Hay un cierto consenso en cuanto a la necesidad de tener un candidato a presidente que tenga un perfil técnico, experiencia en organismos internacionales, expertise en un espectro amplio de políticas públicas y en esas circunstancias, con el Presidente Gabriel Boric, hemos resuelto presentar a Nicolás Eyzaguirre”, dijo Marcel en la presentación de la candidatura esta mañana.

De todas formas, en el mundo económico generó suspicacias que el gobierno no haya optado por Velasco, cuya opción era vista con buenos ojos por países como Estados Unidos y quien también tiene experiencia en organismos internacionales, siendo actualmente parte del comité asesor de la directora gerente del FMI y habiendo ejercido como consultor en el Banco Mundial, entre otros.

ALICIA-BÁRCENA
Alicia Bárcena

Así, círculos de economistas que conocen del tema, señalan que la gran diferencia entre ambos fue que Velasco estuvo por el Rechazo en el plebiscito del 4 de septiembre, y Eyzaguirre, por el Apruebo. De hecho, esta mañana se le preguntó directamente a Marcel y al futuro candidato por este punto, aunque ambos descartaron que haya sido uno de los factores de la determinación del Presidente Boric.

“EE.UU. promueve a figura del Rechazo y defensor del neoliberalismo, al exministro de Hacienda Andrés Velasco como nuevo Presidente del BID. Exijo se respete la decisión soberana del gobierno de Chile”, escribió en su Twitter hace algunos días el senador comunista Daniel Núñez.

Si bien en el gobierno aseguran que no estuvo sobre la mesa apoyar a Bárcena, reconocen que un hecho de la causa es que el país liderado por Joe Biden había transmitido a Chile que no le acomodaba la figura de la mexicana para presidir el organismo.

Llamó la atención, eso sí, que a solo horas de que se conociera el anuncio del gobierno, la embajadora en Chile publicara en su Twitter una foto junto al Presidente Boric. “Como siempre agradezco su cariño y confianza, usted es la nueva generación con la cual compartimos los mismos horizontes. Igualdad y prosperidad para América Latina y el Caribe”, escribió anoche Bárcena, adjuntando una foto de archivo abrazada del Mandatario chileno.

Con el nombre del candidato de Chile despejado, en todo caso, la tarea del gobierno será ahora conseguir la mayoría de los votos de la Asamblea de Gobernadores -integrada por los ministros de Hacienda de los 48 países que conforman el BID- para la elección que tendrá lugar el próximo 20 de noviembre. El reloj ya está corriendo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.