Escenográfico

Vanguardia y nostalgia. Dos conceptos que conviven en estos 55 metros cuadrados, transformados radicalmente; una experiencia abierta que integra guiños vintage, propios de las clásicas torres de Carlos Antúnez.




En el piso 20 de una de las construcciones más emblemáticas de Providencia fue donde Nicolás Jordán y Verónica Villalobos, arquitecto y diseñadora de interiores, socios de Redep, pusieron el ojo. El matrimonio, dedicado a restaurar edificios antiguos y/o patrimoniales, esta vez compró la propiedad como inversión para arrendarla a través de Airbnb, especialmente a turistas. "La apuesta que hicimos fue pensada para una pareja de jóvenes extranjeros o bien santiaguinos con una vida 100% urbana, aprovechando la ubicación estratégica a pasos del metro, sin depender del auto, porque estos edificios no cuentan con estacionamiento", dice Nicolás.

La restauración fue total. El departamento sesentero concebido originalmente para cuatro personas, con dos dormitorios y todos los recintos compartimentados, sufrió una metamorfosis. "Se botaron todos los tabiques y se dejaron solo los muros perimetrales de hormigón. El panorama cambió diametralmente y se convirtió en un loft, con todos los espacios privados y de uso público completamente comunicados, prescindiendo del uso de puertas", explica el arquitecto.

Junto con abrir e integrar los ambientes, otra gran reforma, y que fue determinante en el uso de los espacios, fue crear una terraza semiexterior. "Estos edificios al ser antiguos no tienen balcón, porque en esos años la gente podía fumar adentro. Lo que hicimos entonces fue inventar este pedazo de jardín interior. Y de esa forma tener la posibilidad de prender una parrilla, además de no tener que bajar 20 pisos para fumar un cigarrillo", señalan.

BLACK DESIGN

Los socios de Redep confiesan intentar que sus proyectos se diferencien unos de otros. "Este particularmente le llamamos black design. Nos basamos en la lógica de la obra de teatro, en que siempre el fondo es negro, para que todo se transforme en un puro elemento perdido en el fondo y los actores pasan a ser los elementos de contraste, en este caso el mobiliario y los accesorios", afirma Verónica.

Sin dejar nada al azar en esta jugada por el negro absoluto, la diseñadora cuenta que junto con pintar el piso y el cielo de ese color se buscaron terminaciones, como los muros y muebles de la cocina e incluso el artefacto WC del baño, sin fallar en el hilo conductor.

La estética escenográfica del interiorismo responde a una apuesta por atreverse con lo último en tendencia y hacer referencia a la génesis del edificio. "Las torres por fuera son de mosaicos… entonces intentamos resaltar la época de su construcción con ciertos materiales. Las composiciones que hicimos tienen mucho que ver con ese estilo", dice Verónica.

El porcelanato terrazo, material descubierto por Redep en la Feria de Milán, que imita la textura vintage utilizada en construcción, es un claro ejemplo de aunar vanguardia y nostalgia. En los muros de la cocina también se muestra esa intención, disponiendo el cerámico en forma de espiga, muy de los años 60. @redep_

[gallery ids="50424,50428,50420,50425,50423,50422,50426,50427" link="file"]

Ideas que inspiran. Con el negro como fondo, todos los elementos en este departamento entran a escena destacándose.

[gallery ids="50434,50432,50437,50433,50436,50438,50431,50435" link="file"]

Comenta