Honda CR-V: una actualización que fortalece las capacidades de un súper ventas

2021 Honda CR-V Touring

La quinta generación del SUV recibió un facelift que refuerza las enormes cualidades del modelo como vehículo familiar.




Uno de los SUV más reconocidos de la industria es el Honda CR-V. Desde que asomó al mercado en 1995, ha vendido millones de unidades en el mundo y se ha convertido en uno de los favoritos de los usuarios no solo por su fiabilidad, sino también por la comodidad, funcionalidad y versatilidad que entrega.

Esos conceptos se mantienen intactos en este facelift de la quinta generación del CR-V, modelo que a nivel estructural y motriz no ofrece variaciones (sigue sobre la misma plataforma del Honda Civic), pero que incorpora algunos ajustes estéticos para rejuvenecerse un poco, a lo que suma mayor equipamiento de seguridad, especialmente en la versión tope de gama (Touring).

2021 Honda CR-V Touring

Respecto de la edición anterior que se estrenó en 2017, los principales cambios los apreciamos en el frontal, donde un listón cromado que cruza de manera horizontal la parrilla deja su lugar por una barra de piano black, mientras en la parte baja hay una banda que está sobre la malla tipo panal de abeja.

En esta zona también encontramos más tecnología, puesto que ahora se incorporan grupos ópticos led, que permiten una mejor visibilidad.

En el costado se mantienen las formas musculosas y los pasos de rueda marcado, mientras en la zaga las salidas de escapa toman una forma más alargada (dejan de ser redondas). También continúan los grupos ópticos traseros que abarcan desde el lateral hasta la zona trasera que se unen mediante una barra cromada horizontal con el logo de la marca.

La tecnología vuelve a ser tema nuevo en este sector, ya que en esta edición se agrega el sistema Hands Free, que nos deja abrir o cerrar el portalón con solo pasar el pie por debajo de la parte posterior, facilitando su accionar especialmente cuando vamos con bolsos o con las manos ocupadas.

En el interior, los cambios también son sutiles, lo que es bueno considerando que se trata de un producto muy bien concebido, con gran calidad de materiales y buen aprovechamiento del espacio con los diversos portaobjetos, además de una consola deslizable para apoyar el brazo, lo que nos resulta muy cómodo para así poder descansar cada cierto tiempo. También vemos aplicaciones en madera que buscan entregarle mayor elegancia. En el techo, el sunroof eléctrico es algo pequeño.

2021 Honda CR-V Touring (Imagen referencia)

En las plazas traseras, el espacio sigue siendo un punto a favor, permitiendo que tres personas estén muy cómodas. Además, los respaldos de esta zona se pueden reclinar un poco, permitiendo un viaje más cómodo. Además, si necesitan cargar sus teléfonos, tienen dos puertos USB para ellos.

Y como la versatilidad y funcionalidad es un aspecto clave, tenemos un maletero con gran capacidad de carga. En casos en que necesitemos llevar cosas más grandes o más bolsos, las plazas traseras se pueden abatir desde unas manillas en el costado del portamaleta, generando enorme espacio con piso plano.

En cuanto a conectividad, está acorde a lo que se exige hoy como mínimo, con una pantalla táctil de 7′' enlazable a bluetooth, además de Apple CarPlay y Android Auto. Eso sí, no cuenta con cargador inalámbrico ni tampoco se enlaza sin cables a los sistemas operativos de los smartphone.

Confortable y seguro

Nuestra unidad de prueba fue el Honda CV-R Touring, el más equipado de la gama del SUV japonés, versión que cuenta con el motor turbo de 1.5 litros que desarrolla 187 caballos de fuerza y 240 Nm, asociado a una caja del tipo CVT.

Tal como en las ediciones anteriores, el puesto de mando es muy cómodo y es muy sencillo encontrar una buena posición de manejo. Asientos con buen mullido, medianamente envolventes y visibilidad correcta en todos los ángulos son los ingredientes que nos va entregando.

2021 Honda CR-V Touring

La información que vamos recibiendo también es simple de tomar. Un tablero digital nos muestra en la parte superior el tacómetro, mientras en la parte central el velocímetro toma posición más dominante. Bajo eso, podemos personalizar qué tipo de información queremos, lo que va desde exhibir el consumo de combustible, el mapa, la alerta de cansancio con la imagen de una taza de café, el eje que está ejerciendo la tracción, y también la conectividad y música que vamos escuchando.

Para hacernos el trabajo más sencillo e incrementar la seguridad, este CR-V dispone de un Head Up Display, una lámina transparente que queda más a la vista del camino y que nos permite saber la velocidad a la que vamos o visualizar el mapa, sin tener que bajar la mirada ni sacarla de dónde debe estar siempre, que es en el camino.

Ya en el andar, nos encontramos con que todo enfocado hacia la familia. Gran trabajo de insonorización, un tremendo confort de marcha y suavidad en todo momento.

2021 Honda CR-V Touring (Imagen referencia)

El buen trabajo mancomunado de caja-motor es uno de los grandes responsable de este resultado. Pese a que para algunos puede ser un motor pequeño por la cilindrada, lo cierto es que cumple perfecto con el objetivo del vehículo.

Permite una salida suave, no demasiado ágil, pero si muy progresivo y con la entrada del turno muy rápido, aunque para ver y sentir la entrega máxima de potencia debemos hacer subir la aguja sobre las 5.000 rpm.

Pero en un viaje normal, la sensación es de un viaje confortable, con pasos de marcha escalonados que permiten que nos movamos tranquilos (como suele pasar con una caja CVT), aunque también tenemos la opción de un manejo en modo S (Sport), que estira el paso de las relaciones y permite un andar algo más agresivo, pero nunca incomodando a los ocupantes.

Eso sí, si queremos forzar un poco más el motor, tenemos la alternativa de manejar con las levas en el volante, lo que nos permite jugar un poco más con los cambios, llevarlo más a nuestro gusto de manejo, hacer los rebajes más inmediatos y conseguir aceleraciones más repentinas. Un poco más de diversión.

Ahora, si lo que se quiere es priorizar consumo de gasolina, el CR-V también nos entrega la opción al presionar el botón ECON ubicado al costado del pomo. Acá el vehículo se hace menos reactivo y permite que se maneje en un rango de revoluciones más bajo (cerca de las 2.000 rpm). Si conseguimos un manejo suave, no aceleramos con brusquedad ni abusamos del freno, vamos a ver en el tablero una barra verde que indica que estamos manejando de manera eficiente. Ahora, sí es otro color el que vemos, también sabremos que lo nuestro no es la eficiencia, ni siquiera con la gestión del motor suavizada.

2021 Honda CR-V Touring (Imagen referencia)

Pero no solo el duo caja-motor hace el milagro. La afinada suspensión, con un recorrido justo para copiar los baches sin traspasar las imperfecciones del camino, es otro de los responsables del buen andar, lo mismo que la dirección, que al tener la dureza y precisión necesaria permite llevar el vehículo con seguridad, siempre bien firme al piso.

Esa seguridad que sentimos siempre, independiente de la velocidad, la entrega la suspensión, pero se apoya con la tracción a las cuatro ruedas, que consigue aplomar aún más al SUV, especialmente en curvas, donde jamás lo vimos descompensado ni sufriendo con traspasos de pesos que incomodaran a los ocupantes. Pero en verdad, no es sorpresa ver lo bien que anda, siempre este modelo ha sido uno de los que entrega mejor andar y en este caso eso se ratifica.

Como se ve, Honda extiende las cualidades que ya conocíamos en el CR-V, con ajustes estéticos y mayor tecnología, pero además en esta versión también le agrega una seguridad extra al incorporar el Honda Sensing, un conjunto de tecnologías de seguridad y asistencia que mejoran la experiencia al volante.

Entre estos elementos está la cámara que nos muestra en la pantalla central al señalizar hacia la derecha lo que pasa en el costado del vehículo, permitiendo que sepamos si vienen ciclistas o peatones. También nos sirve al momento de estacionar y ver cuán cerca estamos de la berma.

Además, están los dispositivos que detectan vehículos que se acercan desde ambos lados al retroceder, el sistema de frenado con mitigación de choque (CMBS), el sistema de asistencia para mantenerse en el carril (LKAS), la alerta de atención al conductor que permite detectar el nivel de cansancio según el movimiento de la dirección; y el control crucero adaptativo (ACC), sistema que ajustamos mediante mandos en el volante y que nos permite establecer la velocidad a la que nos moveremos y la distancia que tendremos con el vehículo precedente. Es un sistema de gran ayuda, que permite un manejo aún más relajado y que incrementa la seguridad, precisamente uno de los pilares que ha buscado fortalecer la marca con este facelift del exitoso modelo.

Ficha técnicaHonda CR-V Touring
Motor:1.5 turbo
Potencia:187 Hp
Torque:240 Nm
Caja:CVT
Largo x ancho x alto:4.631 mm x 1.855 mm x 1.689 mm
Tracción:4x4
Rendimiento mixto:14,1
Llantas:18′'
Airbags6
Precio:$ 28.490.000

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.