Mustang Mach-E: El caballo galopante de Ford se cambia de cuerpo... y es eléctrico

21_FRD_MCH_48104

El modelo eléctrico estará disponible con tracciones trasera o total, y dispondrá de hasta 459 caballos en su versión mejor equipada.




¿Acaso no es un buen plan concederle a un nuevo producto la imagen y reputación de otro modelo probado, exitoso y reconocido en todo el mundo? Ese parece haber sido el pensamiento que primó al interior de Ford para dar vida al nuevo Mustang Mach-E, un SUV eléctrico del que ya te habíamos contado mínimos detalles y que finalmente este domingo por la noche se presentó mundialmente en Los Ángeles. La marca del óvalo lo sitúa dentro de la gama del ponycar, y ciertamente parece tener elementos que evocan al deportivo más vendido en el mundo.

Mustang Mach-E, con la fuerza de la electricidad

El nuevo familiar eléctrico de Ford llegará a los concesionarios de Norteamérica a fines de 2020 y lo hará en principio en cinco versiones, con opciones de tracción trasera o total, con hasta 459 caballos y 600 km de autonomía (según ciclo WLTP). La versión más económica debutará con un atractivo precio de US$ 43.895, es decir, casi $ 34 millones en nuestra moneda.

En materia de dimensiones, el Mustang de silueta familiar mide 4.712 mm de largo, 1.881 mm de ancho y 1.597 mm de alto. En despeje al suelo, tiene 145 mm, en tanto que dispone de un maletero de 402 litros. Si el Mustang Mach-E de acceso dispone de un pack de baterías de 75,7 kWh y 288 celdas de iones de litio, el top de línea cuenta con una pila de 98,8 kWh y 376 celdas. Así, la autonomía de la gama varía entre los 450 km y los citados 600 km, todo medido de acuerdo con el ciclo de homologación WLTP. En materia de recargas, Ford señala que conectado a un enchufe de carga rápida, el modelo puede abastecerse hasta el 80% de capacidad en algo así como 40 minutos.

En el habitáculo destaca un tablero digital de 10,2 pulgadas que hace las veces de panel de instrumentos. Sin embargo, lo que más destaca del panel es una pantalla central vertical de 15,5 pulgadas que prescinde de botones y que es compatible con los sistemas Apple CarPlay y Android Auto de forma inalámbrica, es decir no requiere de cables. La pantalla, además, es capaz de “aprender las preferencias y de hacer sugerencias personalizadas”, dice Ford. Se actualiza de manera inalámbrica, de forma que está al día con cada mejora que la marca del óvalo decida dotarlo.

Por fuera, el SUV de cero emisiones hace guiños al Mustang con faros traseros de tres líneas de idéntico estilo que el muscle car, al igual que ocurre con los grupos ópticos delanteros. De perfil, las líneas también evocan al Mustang, con una nariz prominente que cae rápido luego del eje delantero. La cintura sube poco antes de encontrarse con el pilar C, lo que ayuda a proyectar una imagen sport.

Cuando finalmente el Mustang Mach-E esté en los concesionarios, tendrá como rivales al Jaguar I-Pace y al futuro Tesla Model Y.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.