Bachelet pide “reevaluar” sanciones contra algunos países para evitar colapso de sistemas de salud por coronavirus

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas hizo un llamado a la comunidad internacional a aplicar “exenciones humanitarias", las cuales "deben tener un efecto amplio y práctico, con una autorización rápida y flexible para equipos y suministros médicos esenciales".




La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, hizo un llamado a la comunidad internacional a “reevaluar urgentemente” las sanciones económicas que son aplicadas contra algunos países como Irán, Venezuela, Cuba, Zimbabwe y Corea del Norte debido al impacto que éstas tienen en sus sistema de salud en el marco de la pandemia del coronavirus.

"Es vital evitar el colapso del sistema médico de cualquier país, dado el impacto explosivo que tendrá sobre la muerte, el sufrimiento y un contagio más amplio”, dijo Bachelet.

“En este momento crucial, tanto por razones de salud pública global, como para apoyar los derechos y la vida de millones de personas en estos países, las sanciones sectoriales deberían aliviarse o suspenderse. En un contexto de pandemia global, obstaculizar los esfuerzos médicos en un país aumenta el riesgo para todos nosotros”, agregó.

En ese sentido, la autoridad explicó que “las exenciones humanitarias a las medidas de sanciones deben tener un efecto amplio y práctico, con una autorización rápida y flexible para equipos y suministros médicos esenciales".

La expresidenta ejemplificó con el caso de Irán, donde al menos 1.800 personas han fallecidos por Covid-19. Los informes de derechos humanos han enfatizado repetidamente el impacto de las sanciones sectoriales en el acceso a medicamentos esenciales y equipos médicos, incluidos respiradores y equipos de protección para los trabajadores de la salud.

Más de 50 médicos iraníes han muerto desde que se detectaron los primeros casos del coronavirus hace cinco semanas.

"La mayoría de estos estados tienen sistemas de salud frágiles o débiles. El progreso en la defensa de los derechos humanos es esencial para mejorar esos sistemas, pero los obstáculos a la importación de suministros médicos vitales, incluido el incumplimiento excesivo de las sanciones por parte de los bancos, crearán daños duraderos. a las comunidades vulnerables. Las poblaciones en estos países no son de ninguna manera responsables de las políticas que están siendo objeto de sanciones, y en diversos grados ya han estado viviendo en una situación precaria durante períodos prolongados ", indicó la Alta Comisionada para los DD.HH.

Bachelet además se refirió a la labor que cumplen los trabajadores de la salud en medio de la pandemia global. “Es especialmente importante proteger la salud de los trabajadores de la salud, y las autoridades nunca deben castigar a los profesionales médicos por señalar las deficiencias en la respuesta a la crisis”, dijo.

La autoridad además hizo una llamado a la “cooperación internacional".

Finalmente señaló que los países bajo sanciones deben proporcionar información transparente, aceptar la asistencia humanitaria y priorizar las necesidades y derechos de las personas vulnerables.

Revisa la cobertura sobre la pandemia del coronavirus en este enlace.

Comenta