Cierre parcial de gobierno: ¿Qué sucedería con EE.UU. si Trump decreta estado de emergencia nacional?

Un vehículo de la patrulla fronteriza estadounidense custodia el banco del río Bravo, el límite natural entre las ciudades de El Paso, Texas (EE.UU.) y Ciudad Juárez (México). Foto: AFP

Trump anunció que podría recurrir a decretar estado de emergencia en la frontera sur para la construcción del muro.


“Tengo el derecho absoluto de declarar una emergencia nacional”, aseguró ayer el presidente Donald Trump antes de tomar un vuelo que lo llevaría a la frontera entre Estados Unidos y México, luego de semanas de tensión entre la Casa Blanca y el Congreso estadounidense por el nulo apoyo para aprobar un presupuesto para la construcción de un muro en la zona fronteriza.

Frente a este panorama, que mantiene a Trump en un callejón sin salida y con el cierre parcial del gobierno hace más de dos semanas, baraja la posibilidad de declarar, en la frontera del sur, una emergencia nacional para despejar las posibilidades de la construcción del muro.

“No lo he hecho todavía. Puede que lo haga. Si esto no funciona, probablemente lo haré. Casi diría que definitivamente”, dijo Trump a la prensa.

Pero, ¿qué ocurriría en el país si es que el mandatario decidiera, efectivamente, declarar el estado de emergencia en la zona fronteriza?

Trump podría recurrir a la Sección 2808 del 10mo Título del Código Federal pertinente a la construcción militar.

Con esta ley, la declaración de emergencia en la zona “requiere el uso de las fuerzas armadas”. Junto con ello, el secretario de Defensa –en este caso, el recién nombrado Patrick Shanahan-, “puede asumir proyectos de construcción militar y puede autorizar a los secretarios de los departamentos militares a asumir proyectos de construcción similar”, que no estarían autorizados por la ley y que son necesarios para respaldar el uso de las fuerzas militares.

Sin embargo, expertos aseguran que esta medida sería inapropiada, ya que el estado de emergencia nacional se utiliza principalmente para guerras, una agresión y desastres naturales.

El senador Jack Reed, demócrata de mayor rango en la Comisión de Servicios Armados del Senado dijo para AP que “no estamos en guerra con México, y el muro fronterizo propuesto no tiene una función básica”, para el Departamento de Defensa.

Si Trump tomara esta medida generaría una serie de impugnaciones que cuestionarían la autoridad como mandatario, pero para él es “la ruta fácil” para lograr un trato con el Congreso para que apruebe el presupuesto.

Por otro lado, fuentes para CNN señalan que, al declarar una emergencia nacional, los aliados de Trump pueden alcanzar los fondos necesarios para la construcción del muro sin la autorización del Congreso.

Seguir leyendo