¿Distanciamiento social hasta el año 2022?

personas practican la distancia social esperando para ingresar a una tienda afuera del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Chicago, EE.UU. REUTERS/Shannon Stapleton

Tras la publicación del estudio de Harvard, expertos confirman la posibilidad de que las medidas de confinamiento, para evitar la propagación del Covid-19, se mantengan por años, mientras se logre el desarrollo de una vacuna.




Múltiples estudios han alertado sobre la importancia del aislamiento y el distanciamiento social para prevenir el contagio masivo de coronavirus. Pero una investigación realizada por la Universidad de Harvard, denominada “Estrategias de distanciamiento social para frenar la epidemia de Covid-19″, publicada la semana pasada, advirtió que estas medidas deberán durar hasta 2022, puesto que un solo período de distanciamiento social no sería suficiente para el control a largo plazo de la enfermedad. Ese eventual panorama ha generado incertidumbre y debates sobre el regreso de la sociedad a la “normalidad”. Diversos expertos consultados por La Tercera se refieren a esta posibilidad.

“En este estudio, evaluamos un enfoque de distanciamiento social intermitente, en el que activamos medidas de distanciamiento social amplias y estrictas cuando los casos son altos, para evitar abrumar al sistema de salud, y volvemos a desactivar las medidas cuando los casos disminuyen”, explica a La Tercera Christine Tedijanto, coautora del estudio de Harvard.

La explicación está en que sería necesario que la mayoría de la población se infectara para desarrollar la inmunidad de grupo, y un prolongado distanciamiento social sería demasiado efectivo sin que nadie se infecte y desarrolle inmunidad, lo que sería catastrófico si el virus apareciera nuevamente.

“Es probable que las personas que han sido infectadas obtengan protección (inmunidad) contra la reinfección, aunque en qué medida y por cuánto tiempo todavía está abierto y son áreas cruciales de investigación”, explica la epidemiología . Por eso, en el enfoque de distanciamiento intermitente que se propone “tomará aproximadamente 12-18 meses en construir suficiente inmunidad de la población mientras se mantiene dentro de los límites de la capacidad de cuidados críticos de Estados Unidos”.

Para el epidemiólogo colombiano, profesor de la Universidad de Emory en Atlanta, Felipe Lobelo, el panorama del distanciamiento social “va a ser muy de manera localizada. Chile o Colombia o Estados Unidos, en cada una de las zonas el virus va a circular en distintas épocas, de distinta manera y con distinta fuerza basado en la densidad poblacional y en otros factores”. Según Lobelo, la ventaja es que por ahora se ha aplanado el peak en la mayoría de países porque el distanciamiento físico ha funcionado. “Pero la desventaja de eso es que no se ha infectado un porcentaje importante de la población. Así que de una u otra manera tenemos que llegar a un porcentaje 60-70% de la población para poder tener esta inmunidad de rebaño. Por eso se habla de que el distanciamiento puede durar varios años. Ahora, esperemos que en ese tiempo se puedan conseguir medicamentos que logren disminuir la gravedad de la enfermedad y a largo plazo la vacuna”, apunta.

Acostumbrarse

Algunos países ya se están preparando para mantener un estado de confinamiento y de distanciamiento por un largo período de tiempo. El primer ministro de Australia, Scott Morrison, ha indicado que “el distanciamiento social es algo a lo que deberíamos acostumbrarnos (…). Podría ser un año”. En Canadá, un estudio también asegura que estas medidas intermitentes se podrían mantener hasta 2022. Los autores del estudio describen este proceso como un “distanciamiento social dinámico”.

Investigadores del Imperial College de Londres llegaron a la misma conclusión. Describen la supresión de la enfermedad activando y desactivando repetidamente el distanciamiento social, manteniéndolo en funcionamiento aproximadamente por dos tercios del tiempo, por ejemplo, 16 meses en dos años.

“Todavía no sabemos cuánto tiempo se necesitarán medidas de distanciamiento físico, pero observando la naturaleza altamente infecciosa de este virus, es posible que veamos olas y resurgimiento en muchos casos. La evidencia es limitada. A la luz de eso y hasta que haya vacunas y opciones de tratamiento, es posible que tengamos que estar equipados para escalar medidas de distancias físicas”, dice a La Tercera Meru Sheel, epidemióloga de la U. Nacional de Australia.

Para el experto del Instituto de Salud Global de Barcelona, Quique Bassat, “la prudencia -que debe imperar siempre ante una pandemia de la que desconocemos mucho todavía- nos obliga a prolongar hasta que estemos seguros de que el frágil equilibrio entre el riesgo beneficio se desplaza hacia un riesgo aceptable y un claro beneficio para todos”.

De todas formas, la cantidad de tiempo que los países deberán mantener medidas de distanciamiento social depende, según los expertos, de hasta cuándo se vea una disminución constante de tres parámetros: el número de casos nuevos, el número de hospitalizaciones y el número de muertes.

Comenta