En medio de la guerra Putin cruza el puente de Crimea en su Mercedes Benz

El presidente ruso Vladimir Putin junto con el vice primer ministro Marat Jusnulin en una visita al puente de Kerch, que une Crimea con Rusia. Foto: Sputnik.

Luego de la explosión de un camión el 8 de octubre, el presidente ruso recorrió la infraestructura en su auto junto al viceprimer ministro Marat Jusnulin.


En un Mercedes Benz y acompañado por el vice primer ministro Marat Jusnulin, el presidente de Rusia Vladimir Putin recorrió hoy el puente de Kerch, que conecta la penísnula de Crimea con Rusia, en una simbólica reivindicación de la infraestructura que sufrió graves daños por la explosión de un camión el pasado 8 de octubre.

Los medios oficiales rusos han difundido imágenes que muestran a Putin conduciendo el vehículo, y en las que el presidente explica que conduce por uno de los dos lados del puente a la espera de que la otra parte también pueda estar “en perfecto estado”, según la agencia Interfax.

El Kremlin ha explicado en una breve nota que Putin ha recibido sobre el terreno información relativa al avance de estos trabajos de reparación.

Vladimir Putin conduciendo un auto en el puente de Crimea. Foto: The Mirror.

La destrucción parcial del puente de Kerch supuso uno de los golpes más simbólicos contra Rusia desde el inicio de su ofensiva militar en febrero. Las autoridades rusas, que culpan a la Inteligencia ucraniana, han llevado a cabo varios arrestos dentro de una investigación por supuesto terrorismo.

Inaugurado por Putin en 2018, se trata de una de las obras de infraestructura más importantes de la península desde su anexión en 2014 y un ejemplo simbólico y práctico de la conexión de este territorio a Rusia. La estructura, de 19 kilómetros de longitud, comprende una vía de transporte ferroviario y una autovía.

El ministro de Exteriores ucraniano, Dimitro Kuleba, ha afirmado en Twitter en el día en que Putin visita el puente que “construyó ilegalmente” que “sus ambiciones agresivas” no han tenido éxito, nueve meses después de que prometiese “destruir” Ucrania “en cuestión de días”.

“Ucrania se asegurará de que (estas ambiciones) sigan hundiéndose hasta que encajen dentro de las fronteras rusas”, ha añadido. Ucrania reivindica su soberanía sobre Crimea, al igual que sobre otras cuatro regiones del este que Rusia también ha querido anexionarse este año.

Ucrania nunca reivindicó la autoría del bombardeo del puente en la mañana del 8 de octubre, un día después del cumpleaños número setenta de Putin. El Servicio Federal de Seguridad de Rusia dijo que el ataque fue organizado por la inteligencia militar ucraniana.

La explosión destruyó una sección del puente de carretera, deteniendo temporalmente el tráfico a través del estrecho de Kerch. La explosión también destruyó varios camiones cisterna de combustible en un tren que se dirigía a la península anexionada de Crimea desde el vecino sur de Rusia.

En 2014, Rusia se anexionó Crimea, que fue transferida de la Rusia soviética a la Ucrania soviética en 1954 por el entonces líder Nikita Jruschov y reconocida por Rusia en 1994 tras el colapso de la URSS. Ucrania ha prometido recuperar Crimea, que depende del puente para abastecerse. La empresa del aliado de Putin, Arkady Rotenberg, construyó la enorme estructura, que es el puente más largo de Europa.

Putin ha alabado durante mucho tiempo el proyecto, presumiendo en un momento dado de que los zares rusos y los líderes soviéticos habían soñado con construirlo pero nunca lo hicieron.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Entre las ruinas de un edificio de Jindires, los rescatistas encontraron a la bebé bajo escombros, todavía unida por el cordón umbilical de su madre fallecida.