Medios internacionales califican de “abrumador” triunfo del apruebo y destacan participación ciudadana

Algo en común desde los medios internacionales fue destacar las celebraciones hechas por manifestantes del apruebo en Plaza Italia.

Tanto BBC, New York Times y Le Monde, entre otros, destacaron no solo el resultado, sino que recordaron como tras el estallido el país comenzó un proceso cuyo último capitulo hasta ahora es el plebiscito de este domingo.




“Plebiscito histórico en Chile: una abrumadora mayoría apuesta por el cambio y aprueba dejar atrás la Constitución de Pinochet”. Así tituló este domingo BBC Mundo respecto a los resultados del plebiscito en el cual ganó tanto la opción del Apruebo como la Convención Constitucional. Y es que el uso de adjetivos como “abrumador”, “aplastante”, fueron algunos de los términos usados por medios internacionales para informar el resultado del plebiscito de este domingo.

El medio inglés destacó que “esta no es solo la primera vez en la historia de Chile que la ciudadanía es llamada a votar si quiere o no cambiar una Constitución; también marca un hito al ser una Carta Magna cuya redacción quedará en manos de un grupo colegiado elegido directamente por votación popular”.

Según el medio, los analistas que entrevistaron “coinciden en que la nueva Constitución no solucionará todos los problemas, pero sí sería un primer paso muy importante para restaurar un equilibrio social en Chile”.

“Fin a un capítulo de la dictadura: chilenos votan para escribir una nueva Constitución” es como titula The New York Times. Como una mayoría “abrumadora” calificó el medio estadounidense el triunfo del apruebo. El medio recordó como el plebiscito se hizo solo un poco después que se conmemorara un año del estallido social. Según el medio, para muchos chilenos el voto también tuvo una carga “simbólica” frente a la Constitución creada en 1980, pese a las reformas que ha tenido a lo largo de los años y en especial a la batería de las realizadas durante el mandato de Ricardo Lagos.

En tanto ABC tituló el resultado del plebiscito como “Aplastante victoria a favor del cambio constitucional en Chile”. ABC resaltó la participación ciudadana. “El plebiscito de ayer, pese a realizarse en medio de una profunda crisis social, política y económica, a lo que se sumó los efectos de la pandemia del Covid-19, estuvo marcado por un alto flujo de participantes”, indicó.

El diario francés Le Monde destacó, además de la participación masiva, el discurso del Presidente Sebastián Piñera, en especial su llamado a la unidad. Así titulaba la crónica al respecto, en la cual además destacó la “euforia” con la cual manifestantes se congregaron en la Plaza Italia a celebrar el resultado. El medio recoge a una mujer que exclamó que “nunca imaginé que los chilenos nos pudiéramos unir para tal cambio”.

En tanto, el diario Clarín de Argentina tituló como “Histórico plebiscito en Chile: arrollador apoyo al cambio de la Constitución heredada de la dictadura de Pinochet”

El medio trasandino recordó que el triunfo del Apruebo se dio en el marco “un proceso electoral que surgió como respuesta a las masivas protestas sociales que estallaron hace un año”.

“Si el conteo final lo confirma, Chile dejará atrás la actual Constitución, redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y considerada por muchos como el origen de las grandes desigualdades del país”.

Con el mismo tono se expresó el diario El País de España, que en su edición para las Américas destacó que los chilenos “enterraron la Constitución de Pinochet”.

“Ha sido una jornada donde Chile ha mostrado su cultura cívica y, por la noche, miles de personas se reúnen en la zona de Plaza Italia, en el epicentro de las concentraciones en Santiago, y otras ciudades del interior (...) El movimiento chileno no está conducido por las instituciones clásicas, como los partidos y sindicatos. Por lo tanto, ninguna fuerza política podría arrogarse un triunfo que, sobre todo, protagonizó la ciudadanía”, indicó el prestigioso periódico español.

“Chile aprueba por una aplastante mayoría redactar una nueva Constitución”, titula por su parte el diario El Mundo, también de España.

“Más de 14,7 millones de chilenos fueron llamados a acudir a las urnas en una votación que se celebró en plena pandemia del nuevo coronavirus y colmada de restricciones sanitarias y protocolos para evitar posibles rebrotes”, indicó el medio europeo, destacando el nivel de participación del plebiscito.

“El pacto constitucional fue una operación patrocinada por el presidente Sebastián Piñera para aplacar el estallido social originado el 18-O. Fue una válvula de escape diseñada in extremis cuando la mayoría de los dirigentes de oposición había adoptado una posición táctica en la que creían que el Gobierno caería, víctima de su impopularidad y los errores cometidos a la hora de enfrentar la violencia. Piñera fue muy criticado porque, en la madrugada que siguió al 18-O, dictó el Estado de Emergencia y habló de que las protestas habían desatado ‘una guerra’”, explica El Mundo, analizando el contexto que derivó en la elección de este domingo.

Para La Nación de Argentina, “no hubo sorpresas en el plebiscito chileno, porque la victoria del ‘apruebo’ se daba por descontada en todos los sondeos previos a la elección. Pero en la decisión de Chile de cambiar una Constitución gestada hace 40 años durante la dictadura de Augusto Pinochet -y cuestionada, precisamente, por eso en su legitimidad- incidió con fuerza un claro deseo de la ciudadanía de retomar su protagonismo”.

“Eso se reflejó en la masiva participación de los chilenos en el plebiscito, el más alto desde que se estableció el voto voluntario en 2012, pese a que se realizó en medio de la pandemia de coronavirus”, señala el medio trasandino.

La Nación señala que la situación del presidente Piñera “ya era incómoda antes del plebiscito y quedó en evidencia su escasa influencia durante el proceso. Mientras la oposición lo ungió como una especie de símbolo de las injusticias del modelo, el sector de la derecha más extrema consideró que al mandatario le faltó mano dura para contener la violencia y fue demasiado dialoguista con su contraparte política. Sin apoyo de estos dos sectores, Piñera se quedó con la centroderecha más moderada como único sostén electoral”.

“Por esa razón el jefe de Estado pasó varias semanas anticipando un escenario de derrota del `rechazo` y rápidamente comenzó a dar señales de sintonía con la posibilidad de encarar un proceso constitucional, algo que difícilmente le entregue algún rédito de popularidad y solo le servirá para no quedarse fuera de en un proceso por el que se volcó una gran cantidad de chilenos”, sostiene la crónica de La Nación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.