Carabineros crea equipo para indagar homicidios por aumento de casos

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Según cifras de la policía uniformada, estos ilícitos se han incrementado en un 22% este año. Un 57% de estos delitos ocurre en la vía pública. Fiscalía Sur advierte nexo entre muertes y narcotráfico.




El domingo 24 de mayo, a las 16 horas, Diana Bravo (36) llegó a la celebración de un cumpleaños en la comuna de Lo Prado. Minutos más tarde, salió a abrir la puerta y pasó lo inesperado: una ráfaga de disparos provenientes de un auto en movimiento la mató.

Este es uno de los 317 casos de homicidio que han ocurrido hasta el 15 de junio de este año, según Carabineros, y que han dejado 336 víctimas. La cifra preocupa en los mandos de la policía uniformada, dado que representa un 22% más de estos ilícitos, en comparación con 2019.

Por lo mismo, la Dirección de Investigación Criminal de Carabineros, en base al número de requerimientos emanados desde diferentes fiscalías a lo largo del país, decidió potenciar el trabajo para este tipo de casos, con la formación de un equipo entre el OS-9 de Carabineros y el Laboratorio de Criminalística (Labocar).

El jefe del OS-9, el coronel Juan Francisco González, explicó que “el equipo que indaga homicidios trabaja muchas veces con causas que no comienzan con un indicio claro, en las motivaciones del crimen. Por lo mismo, es fundamental la coordinación con los equipos de Labocar para ir construyendo el caso en todas sus líneas, desde lo macro hasta los detalles propios como el análisis de ADN, armas o huellas dactilares. Todo eso es clave”.

La tarea de Criminalística resulta esencial, a través de la utilización de equipos y tecnología, como los sistemas ADN Codis (investigación genética forense), IBIS (correlación de evidencia balística) y Morphobis (búsqueda y cotejo de huellas dactilares). Este año, Labocar ha desarrollado 382 peritajes criminalísticos por el delito de homicidio.

El jefe de Labocar de Carabineros, el coronel Sergio Cornejo, indicó que “el trabajo complementario es el que realizan los peritos criminalísticos. En estas pericias se recolectan evidencias que conforme al principio de intercambio, permiten una vinculación entre el sitio del suceso, víctima y victimario”.

El escenario

De los 317 casos de este año, un 57% de los homicidios han ocurrido en la vía pública y un 26%, al interior de viviendas. El resto sigue en etapa de investigación. Respecto de los medios empleados, según Carabineros, se ha podido identificar que en el 24% de estas causas se usó un arma blanca; en un 14%, un arma de fuego; en un 4%, un elemento contundente, y en un 1%, golpes de pies y puños. El resto, un 57% de los casos, sigue en investigación.

Del total de homicidios ocurridos este año y registrados por Carabineros, la Región Metropolitana concentra el 53,3%, donde según el análisis de la policía uniformada, la mayoría se presentó en las comunas de La Pintana, Santiago y San Bernardo. En regiones, Antofagasta es la zona que registra más delitos de este tipo.

En el caso de La Pintana, los antecedentes de la Fiscalía Regional Sur indican que los homicidios han aumentado un 30%. El fiscal jefe de la unidad de Delitos Violentos de esta jurisdicción, Christián Toledo, sostuvo que “son múltiples los factores que han influido en el aumento de estos delitos. Muchos de estos casos están vinculados con algún tipo de organización dedicada al tráfico de drogas y el manejo de armas. Por eso que es muy importante no disminuir nuestras pesquisas y así avanzar en la identificación de los culpables de este tipo de homicidios, junto con la incautación de drogas y armamentos”.

Por esa vinculación entre narcotráfico y homicidios, el fiscal regional Sur, Héctor Barros, instruyó la coordinación entre la Fiscalía de Delitos Violentos y la Fiscalía Antinarcóticos y Crimen Organizado, para abordar el fenómeno de manera integral desde el punto de vista de la persecución penal.

Para ir desbaratando estas conexiones entre bandas y delitos violentos, el gobierno está preparando el Plan Nacional contra el Crimen Organizado, que apuntará a despotenciar el poder económico de estos grupos y su tenencia de armas. El año pasado, Carabineros incautó 2.278 armas, y este año busca aumentar esa cifra.

Comenta