Delegado presidencial de Tarapacá responde a críticas por crisis migratoria: apunta al PC y FA por “cercenar” ley de migraciones y “quitar facultades”

Sobre la marcha realizada ayer en Iquique -donde un grupo de asistentes terminó quemando pertenencias de ciudadanos extranjeros-, Miguel Ángel Quezada afirmó que "es inaceptable la violencia" y que "nosotros queremos y esperamos que sea una situación aislada".




El delegado presidencial de Tarapacá, Miguel Ángel Quezada, se refirió este domingo a la crisis migratoria en la macrozona norte del país y a las críticas de autoridades locales a su gestión y la del Ejecutivo en la materia.

Al respecto apuntó a que parlamentarios del Frente Amplio (FA) y del Partido Comunista (PC) “cercenaron” la ley de migraciones promulgada este año, tras presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional -que terminó declarando inconstitucional una serie de artículos- y que con ello “quitaron” facultades.

En conversación con 24Horas, se le preguntó a Quezada por los cuestionamientos del gobernador regional, José Miguel Carvajal, a los cuales calificó de “egoístas”.

“Él viene llegando del 14 de julio donde comprometió con la ciudadanía que se va a hacer cargo del tema humanitario, y hasta la fecha no hemos tenido ninguna solución. También le hemos pedido al alcalde de Colchane que colabore en el tema humanitario, y no hemos tenido ayuda. Nosotros hemos estado desde el primer momento activos en la frontera”, dijo.

Y agregó que “tenemos (que) recordar que a nosotros se nos entregó una nueva ley de migración cercenada, dado que el Frente Amplio y el Partido Comunista fueron al TC donde cercenaron esta nueva ley y nos quitan facultades”.

“Cuando a usted le quitan facultades, no le otorgan facultades para que otorgue los temas humanitarios y recursos para esto, es que tenemos esta situación. Y por eso, el llamado a que todas las autoridades regionales y comunales colaboren en este sentido para que podamos unir facultades y llevar una mejor condición en lo humanitario, porque nosotros estamos haciéndonos cargo de orden público y de la salud en términos de lo que significa el ingreso por paso no habilitado”, aseguró.

Consultado por qué facultades consideraba que “faltaban”, señaló que “poder expulsar en 72 horas a las personas, que es lo que la población en general nos pide a las autoridades. Y precisamente es lo que nos quitaron (...). También usted tiene que entregar otras (facultades) que les permita tener una lógica en el tema humanitario, el cual no tenemos hoy en día”.

Marcha en Iquique

El delegado presidencial también se refirió a la marcha contra la inmigración irregular que se realizó ayer en Iquique y que terminó con un grupo de asistentes a la convocatoria quemando pertenencias de ciudadanos extranjeros que pernoctaban en el sector de calle Las Rosas.

“Partió una marcha pacífica con 5 mil personas. Aquí no hay doble lectura: (es) inaceptable la violencia. Nosotros, tal como lo hemos hecho con distintas marchas en nuestra región, creemos que la gente se puede manifestar, dar su opinión, pero es inaceptable la violencia”.

En ese sentido, indicó que “era una marcha que se autoconvocó, no tiene responsables, no nos pidieron autorización, pero nosotros igual con Carabineros resguardamos tanto a la marcha como anticiparnos para que no se encontraran con migrantes y poder resguardar la vida de esas personas”.

Nosotros queremos y esperamos que sea una situación aislada, nuestra región siempre se ha hecho de migrantes. Por lo tanto, queremos pedirle a todos los habitantes de la Región de Tarapacá que puedan ser capaces de no aceptar estos hechos de violencia, y obviamente la opinión de ellos es aceptable, está dentro del debate que tenemos que dar, pero la violencia en este sentido es inaceptable”, reforzó Quezada.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.