Detectan que 37 mil escolares no quedarán en el colegio de su preferencia en la RM

Autor: Carlos Said

El SAE apunta a regular la postulación a establecimientos educacionales en el país.

La cifra corresponde a la Región Metropolitana y figura en un análisis interno de la cartera.


El 19 de agosto comenzarán las postulaciones encuadradas en el Sistema de Admisión Escolar (SAE) en la Región Metropolitana, el último territorio del país en sumarse al mecanismo que comenzó a ser implementado en 2016 y que asigna las vacantes de los colegios a través de una plataforma en la que las familias priorizan los colegios a los que les gustaría ingresar.

Pese a que aún no termina su instalación, el gobierno afirma que el SAE no está dando los resultados esperados, pues muchas familias no quedan en los colegios de su primera preferencia. Y ese problema se agudizaría este año con el ingreso de la capital al sistema.

Así lo advierte un análisis interno del Ministerio de Educación, el que proyecta que las postulaciones a través del SAE aumentarán en 79%, pasando de 295 mil a más de 528 mil escolares, y que en la RM se concentrarán 100 mil postulaciones. En este último caso, también se prevé que habrá más de 37 mil familias que no quedarán en el colegio de su primera opción.

Según el documento ministerial, al que accedió La Tercera, 66% de las postulaciones en la Región Metropolitana irán a colegios que tienen más demanda que oferta de vacantes, por lo que “operarán los criterios de prioridad y el orden aleatorio, de acuerdo al funcionamiento del SAE. Y de aquel segmento, es posible estimar que 28.314 postulantes (43%) serán asignados a su primera preferencia, y 37.533 no serán asignados a su primera preferencia (57%)”.

Ese es el problema que el gobierno busca solucionar a través de Admisión Justa, que contiene dos proyectos de ley actualmente en trámite en la Cámara y el Senado. Las propuestas buscan reintroducir el desempeño escolar como factor de selección y modificar los criterios de asignación de cupos, respectivamente.

En febrero, la ministra Marcela Cubillos realizó una gira en el país para dialogar con familias que se negaban a matricular a sus hijos porque no habían quedado en el colegio de su primera opción, y contabilizó 20 mil casos. Según el cálculo ministerial, el año pasado hubo más de 93 mil escolares que no quedaron en su primera preferencia.

“Esta proyección señala que, al aplicarse el SAE en la Región Metropolitana, se sumaría la frustración de más de 37 mil nuevas familias, a las que durante toda la tramitación de la Ley de Inclusión se les aseguró que ahora sí podrían escoger el colegio de sus hijos”, afirma la ministra Cubillos.

A su juicio, “con la experiencia de haberse aplicado el sistema en todas las regiones del país y conociendo los problemas que tiene y el descontento que ha generado en tantas familias, no podemos esperar a que se aplique en la Región Metropolitana, o de nuevo en todo Chile, para corregirlo”.

Las agrupaciones de apoderados concuerdan en que es necesario corregir el SAE antes de su implementación total. José Valdivieso, presidente de la Confederación Nacional de Colegios Particulares Subvencionados (Conapas), dice que “no se puede esperar a que la región más grande de Chile sufra las mismas consecuencias que tuvieron las otras regiones. No podemos ser víctimas de un experimento, porque ya sabemos que existe una gran cantidad de alumnos que no quedaron en su primera opción”.

Asimismo, valora que el proyecto de Admisión Justa posibilite que todos los colegios seleccionen con sus mecanismos hasta a 30% de sus alumnos, “porque no estamos dejando de lado a los estudiantes que no tienen capacidades, sino que estamos siendo justos con las familias que se prepararon para entrar a un determinado colegio”.

Haz click en la infografía para agrandar la imagen.

 

Seguir leyendo