Fiscal de Coquimbo dice que información de familia de Anaís Godoy “podría implicar una reapertura del caso”

Un mural en Vicuña con la leyenda "Justicia por Anaís". Foto: Municipalidad de Vicuña.

Respecto a la versión de que la joven y la familia desconocían que el caso había sido archivado, el persecutor señaló que “la carta de archivo provisional se emitió por la vía regular que es a través de correos de Chile. No podemos asegurar que hubo trazabilidad de la misma y que llegó a las manos correctas".




El fiscal regional de Coquimbo, Adrián Vega, afirmó que antecedentes que maneja la familia de Anaís Godoy podrían derivar en una reapertura del caso.

La menor fue víctima de una agresión sexual el 18 de septiembre de 2018. Su caso fue archivado en mayo de 2019. En unos días, el 11 de julio estaría cumpliendo 17 años, sin embargo decidió quitarse la vida la mañana del pasado domingo 28 de junio en su domicilio en la población Tocopilla II de Vicuña. La comunidad ha realizado diversas manifestaciones exigiendo justicia en el caso. El sujeto denunciado como agresor de la menor se encuentra en una cárcel regional cumpliendo condena por otras causas y está pronto a recibir su libertad.

La Fiscalía de Vicuña sostuvo un encuentro con representantes de la familia. Según el fiscal regional, Adrián Vega, los familiares señalaron en esa reunión que tienen antecedentes que podrían acompañar a la investigación. ”Aquello podría implicar una reapertura del caso, ya que sólo está archivado provisionalmente”, dijo Vega.

El persecutor señaló que ”durante Octubre del 2018, se recibió denuncia de violación por parte de la familia de una adolescente, hechos que habría ocurrido en septiembre de ese año. Atendida la demora de la denuncia, se tomó declaración a la víctima, que en su relato –y sin perjuicio de otorgarle credibilidad al mismo- no daba suficientes antecedentes ni resguardo de evidencias que pudieran acreditar el presupuesto material del delito”.

Vega además informó que la Unidad Regional de Atención a las Víctimas y Testigos “efectuó una derivación a un organismo estatal de asistencia gratuita a víctimas de delitos graves, la cual procuró su asistencia psicológica”.

A continuación el fiscal regional sostuvo que “el llamado a las familias en casos tan graves como éste y a las propias víctimas es de inmediato hacer las denuncias a las instancias de rigor como las policías o las fiscalías e idealmente contarle a un adulto cercana o persona cercano que pueda ayudarle en este proceso tan doloroso de este tipo de delitos”.

Respecto a la versión de que la joven y la familia desconocían que el caso había sido archivado, Vega señaló que “la carta de archivo provisional se emitió por la vía regular que es a través de correos de Chile. No podemos asegurar que hubo trazabilidad de la misma y que llegó a las manos correctas, a la denunciante, como al domicilio aportado”.

Comenta