Fiscalía Oriente: Justicia descarta supuesto centro de tortura en estación Baquedano

Ingreso del Metro Baquedano en mayo pasado.

Tras el sobreseimiento de la investigación, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, afirmó que quienes hicieron "denuncias falsas" en el marco del estallido social, deben asumir su responsabilidad.




La Fiscalía Metropolitana Oriente informó esta tarde que el 8° Juzgado de Garantía decretó el sobreseimiento definitivo de la investigación respecto a un supuesto centro de torturas que habría funcionado tras el estallido social del 18 de octubre en las instalaciones que mantenía Carabineros al interior de la estación Baquedano del Metro de Santiago.

En un su cuenta de Twitter, la fiscalía indicó que "se decretó sobreseimiento de investigación por llamado "Centro de tortura" en estación Baquedano de @metrodesantiago: investigación de Fiscalía de Ñuñoa y @PDI_CHILE descartó los hechos".

La denuncia tenía como origen el relato del estudiante Nicolás Lüer Santis, de 22 años, quien -según el recurso presentado ante el Séptimo Juzgado de Garantía- tras ser detenido en octubre pasado por Carabineros en las cercanías del Parque Bustamante, habría sido golpeado por los uniformados hasta luxarle la rodilla. En la ocasión, relató que "en la bajada del Metro Baquedano habría visto a efectivos de Carabineros, quienes habrían mantenido amarrados de las manos a ‘cabros’ y les habrían disparado a quemarropa, desconociendo el tipo de arma utilizada”.

Sin embargo, una investigación de la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones (PDI), a la que accedió La Tercera y que dió a conocer en abril pasado, descartaba la existencia de dicho centro.

Esta jornada, el fiscal Álvaro Pérez explicó, mediante un video, que "lo cierto es que no solamente no se logró acreditar estos hechos, sino que muy por el contrario se descartaron, en primer lugar por la presencia de los mismos jueces que se constituyeron en en el lugar, la fiscalía también se constituyó en el lugar. Se logró desacreditar versiones que daban cuenta de la existencia de amarras, así como también de sangre en el interior del recinto”.

Pérez indicó que a la investigación se sumó “la inexistencia de denuncias de personas que hayan sido precisamente las víctimas en el sentido de la denuncia”.

Al respecto, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, se mostró complacido por el desenlace del caso.

“Es una buena noticia que se vaya conociendo la verdad y que esas denuncias falsas se vayan descartando. Acá hay personas particulares que hicieron denuncias y que causaron mucho daño, y respecto a eventuales acciones legales, aquí lo importante es que quienes hicieron esas denuncias falsas tengan que asumir su responsabilidad”, afirmó el secretario de Estado.

Recordar que el 13 de diciembre pasado Carabineros firmó la suspensión, de manera indefinida, del contrato de comodato que permitía emplazar la 60 Comisaría al interior de la estación Baquedano.

Comenta