Hernán Calderón deberá cumplir prisión preventiva en clínica siquiátrica

Hernán Calderón fue detenido el lunes, en una clínica siquiátrica en La Reina. Foto: Ailen Díaz / Agencia Uno.

El joven fue formalizado por parricidio frustrado tras atacar con un corvo a su padre, quien quedó con lesiones graves.




Luego de que el 11 de agosto Hernán Calderón Argandoña (23) acuchillara a su padre, el abogado Hernán Calderón Salinas, el joven fue formalizado este martes por el fiscal jefe de flagrancia de la Zona Oriente, Omar Mérida, por parricidio frustrado. El Ministerio Público le imputó también lesiones en contexto de violencia intrafamiliar, daños y tenencia ilegal de armas de fuego y municiones.

De acuerdo a Mérida, los ataques comenzaron el pasado 5 de junio, cuando el imputado llegó al departamento de su padre y sacó una pistola que apoyó en su pecho, diciéndole “te voy a pegar un balazo y te voy a matar”. Luego, disparó hacia otro lado, sin herirlo.

Después, dijo el fiscal, el 6 de junio el joven discutió con su padre en el mismo departamento y con un cortaplumas cortó los cuadros en las paredes. Calderón Salinas, según el Ministerio Público, intentó evitarlo y el joven le pegó en un ojo.

El hecho más grave que le imputa la fiscalía ocurrió el 11 de agosto, cuando el joven le dijo a su padre “te voy a matar” y lo empezó a golpear. Según Mérida, con un cuchillo tipo corvo hirió gravemente su mano derecha.

Al día siguiente, le incautaron en su departamento dos pistolas para las cuales no tenía los permisos necesarios.

De acuerdo a su defensa, el abogado Mario Vargas, estas agresiones por parte del joven se explican debido a que este se enteró por su polola que su padre habría abusado de ella.

La jueza del Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, Andrea Díaz-Muñoz, resolvió su prisión preventiva, tal como lo pidió la fiscalía. Sin embargo, aludiendo a la protección de su integridad física y mental, la magistrada autorizó que el imputado cumpliera la medida cautelar al interior de una clínica psiquiátrica en La Reina, la misma donde se internó el lunes antes de ser detenido ayer por Carabineros. “Se puede estimar, por ahora, que su intención no simplemente fue lesionarlo, sino de provocar la muerte, más aún cuando los mismos cortes fueron proferidos con fuerza y absoluta profundidad”, dijo la magistrada. Indicó que en siete días su médico tratante deberá entregar un informe sobre su estado y que cuando esté “compensado” deberá ingresar a la cárcel Santiago Uno.

La jueza añadió que “en relación a los actos de significación sexual que habrían sido cometidos por el querellante (...), ello por ahora no justifica las acciones que se imputan a Hernán Calderón Argandoña”.

Vargas dijo que “desde un comienzo le planteamos al tribunal que mi representado estaba con problemas de salud psiquiátrico y en ese entendido la decisión de la jueza se adecua a las necesidades”. Destacó que su representado tiene irreprochable conducta anterior y la posibilidad de ser reinsertado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.