La delincuencia mató a Baltazar

Imagen-DOMICILIO-DONDE-UN-NIÑO-FUE-IMPACTADO-POR-UNA-BALA9494

La PDI estuvo prácticamente todo el día haciendo peritajes en la casa de la familia afectada. La bala entró por el techo e impactó al menor, quien falleció más tarde. Foto: Mario Téllez

Un menor de nueve meses falleció este jueves, luego de recibir un disparo de origen desconocido, mientras dormía en su pieza, en una casa en La Pintana. Su abuelo resumió la tragedia en una frase: "El miércoles lo tenía en mis brazos y hoy no está". Policía intensifica pesquisas.




"La definición física de la palabra motivación en mi vida". Así titula Yanier Díaz la última fotografía que subió a Facebook de su hijo, el 15 de septiembre. Baltazar, de nueve meses, se veía sonriente, ojos negros, grandes y redondos, mirando con atención un punto fijo, y donde su expresión hacía que se asomaran sus dos primeros dientes.

Baltazar, quien cumpliría un año el 8 de enero, era el menor de la casa. Era alegre, juguetón, regalón de sus padres y abuelos. Así fue hasta el miércoles en la noche, cuando miró por última vez a su familia, con esos ojos grandes que querían descubrir todo. Una vez que el sueño lo invitó a dormir, Baltazar nunca más podría seguir descubriendo la vida. Una bala lo mató.

¿Cómo un balazo terminó con la vida de un niño? La información policial da cuenta de un disparo de origen desconocido, el que a las 2.00 de la madrugada entró por el techo de la casa de la familia Díaz Villagra, en calle Teniente Cruz, en La Pintana.

Cuando la bala cayó, impactó en la cabeza de Baltazar, quien a esa hora dormía, alejado en sus sueños de las complejidades de la noche, esa que en el sector sur de Santiago asusta a la mayoría de sus habitantes que no delinquen. El resto se pierde en la delincuencia, en la lucha entre pandillas o en solo mostrarse como el más poderoso del sector, disparando armas que las autoridades no lograron incautar y que mataron al hijo de Linda y de Yanier.

Una vez que Linda y Yanier sintieron los ruidos, de inmediato saltaron de su cama. Angustiados aceleraron el paso a la pieza de Baltazar, y ahí lo vieron, con sangre y llorando. Linda llamó a su papá, Manuel, quien vive en la casa del lado, para que sacara el auto y partieran al hospital.

En minutos llegaron al Hospital Sótero del Río, en Puente Alto, donde la esperanza de que Baltazar viviera se fue apagando con el pasar de las horas.

El diagnóstico era fatal. Los doctores le comunicaron a la familia que las esperanzas de vida del menor eran de un 5 %. Manuel, el abuelo de Baltazar, relata esos minutos: "Mi hija me llamó y solo me decía que el niño sangraba. Tomé el auto y nos fuimos al hospital, donde el doctor nos dijo que el panorama se veía mal".

Manuel se siente extraño, reconoce que aún está en shock: "Un día antes de todo esto estaba jugando con mi nieto, lo tenía en mis brazos, y hoy no está".

Las cifras que impactan

El barrio donde vive la familia de Baltazar es tranquilo. No es una zona que tenga un alto compromiso delictual, está lejos de poblaciones con más ilícitos, como El Castillo, explican fuentes policiales. Está más cerca de San Bernardo que del lado más violento de La Pintana.

Esto último podría resultar clave. Fuentes del caso explican que dada la trayectoria de la bala y cómo entró por el techo, hace pensar a los peritos que el disparo llegó desde San Bernardo o Puente Alto. No vendría de cerca, aunque no se cierran a esa posibilidad, considerando que en esta comuna residen bandas reconocidas por su peligrosidad.

En lo que va del año, Carabineros ha incautado en La Pintana más de 28 kilos de droga, entre cocaína, marihuana y fármacos. y ha detenido a más de 2.800 personas. El senador Pedro Araya (ind.), quien integra la Comisión de Defensa, donde se discute la nueva ley de armas, sostuvo que "estamos analizando temas técnicos para lograr procesos efectivos de trazabilidad de municiones y armas. Junto con esto esperamos que se perfeccione el trabajo de la inteligencia policial y la investigación criminal".

En junio, Carabineros aumentó su dotación en la comuna trasladando a 47 uniformados que formaban parte de la escolta presidencial. La alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro, hizo un llamado transversal: "Los políticos tenemos que tener conciencia de que no puede haber armas en las poblaciones, falta control y fiscalización".

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, visitó a la familia del menor, señalando que el Presidente Piñera le pidió que visitara a la víctima: "Es irritante lo que ha ocurrido. No son balas locas, son balas asesinas. Quien disparó sabe que la bala iba a caer".

La Fiscalía Sur y la PDI están a cargo de la investigación, y hasta la hora de publicación de esta nota las pesquisas eran intensas en el sector sur de Santiago para encontrar a la persona que la madrugada del jueves tomó una pistola, la disparó y decidió matar a alguien. A un niño de nueve meses.

Comenta