La denuncia del administrador del TC ante Fiscalía que complica a Brahm por presunto allanamiento ilegal

Foto: La Tercera

La secretaria del organismo, María Angélica Barriga, envió al fiscal Regional Centro Norte, Xavier Armendáriz, el relato de Rubén Quezada, quien relata cómo habrían ocurrido los hechos el pasado 15 de febrero de 2020.




Sigue la polémica en el Tribunal Constitucional (TC). Todo comenzó el lunes cuando la secretaria del organismo, María Angélica Barriga, anunció que acudiría al Ministerio Público para denunciar un presunto allanamiento ilegal en dependencias de la entidad emplazada en Huérfanos 1234 y que habría sido visado por la presidenta del organismo, María Luisa Brahm. Este hecho habría tenido lugar el 15 de febrero del año pasado, cuando los jueces estaban haciendo uso de su feriado legal.

La trabajadora tomó la palabra ante el pleno del tribunal -según dio cuenta La Tercera- para dar cuenta de la denuncia que el administrador del Tribunal Constitucional, Rubén Quezada, le hizo llegar a María Angélica Barriga, donde se relataban los hechos. La abogada procedió a mostrar ante los ministros imágenes del 15 de febrero de 2020, en las que se ve cómo la jefa de gabinete Claudia Véliz hace ingreso de personal que es identificado en la denuncia como de la PDI y que entró a todos los pisos y dependencias del recinto. Todo el relato de la secretaria del TC fue ante la mirada atónita de la mayoría de los presentes.

Dos días después de dicho acontecimiento, el miércoles, la aludida María Luisa Brahm tomó la palabra para defenderse de las acusaciones. ““De un tiempo a esta parte ministros que están acá, algunos, usan el pleno para lanzar imputaciones y amenazas y esos ataques no han sido sólo contra mí, sino que también contra otros ministros, y eso no es digno del TC”, habría dicho la presidenta, según relataron al menos tres de los presentes en la cita a La Tercera PM.

La jueza, en sus descargos ante el pleno, sostuvo que el ingreso de personal de la PDI era totalmente legal, ya que está acorde a las revisiones de seguridad de los poderes del Estado, tal y como ella lo informó y quedó en acta el 3 de marzo del 2020.

Y hoy estos hechos sumaron un nuevo capítulo. Cuando se conoce que tal como lo prometió, el pasado 6 de abril, la secretaria del TC concretó la denuncia ante la Fiscalía, donde se da cuenta del relato de Quezada.

El relato de Quezada

En el documento donde se da cuenta del relato de Quezada -al que accedió La Tercera y que fue enviado esta jornada al fiscal Regional Centro Norte, Xavier Armendáriz- se describen, además, en dos carillas los hechos que habrían acontecido entre el 14 y 15 de febrero de 2020.

“Siendo las 20.00 horas aproximadamente del día viernes 14 de febrero de 2020 (recibo una llamada de la señora jefa de gabinete de Presidencia doña Claudia Vélez Gajardo desde su teléfono celular), A través de dicha llama me instruye lo siguiente: Por orden de la señora Presidente el día de mañana sábado 15 de febrero de 2020, muy temprano se recibirá una visita de la Policía de Investigaciones, por lo cual no debe haber nadie al interior del tribunal (SIC)”, comienza relatando Quezada.

“Se me solicita avisar al personal de Aseo que debía presentarse a trabajar ese día a las 9.00 de la mañana, para que su ingreso se produjera después de las 10.00 de la mañana, lo mismo respecto a la mantención a efectuarse en las bombas hidráulica. El aviso lo di vía telefónica a la supervisora del personal de la empresa de aseo ISS, quien acuso recibo y lo hizo expansivo al equipo (...)”, agregó.

Continúa: “Enseguida, me dispone que personal de la Policía de Investigaciones no debe ser registrado en los libros de control de acceso de seguridad privada y de Gendarmería. Instrucción a la que se DIO CUMPLIMIENTO EN ESO TÉRMINOS, NO QUEDANO REGISTRO DE NINGUNA NATURALEZA SOBRE DICHOS FUNCIONARIOS (SIC)”.

“Además, que nadie puede subir a los pisos ni circular por el Tribunal mientras permanezca ese personal al interior, y que todas las puertas de las oficinas de los señores Ministros deben dejarse abiertas para su ingreso”, complementó.

En ese sentido, detalló que “en la conversación sostenida me prohíbe informar a mi jefatura directa, en esa época don Julio Ortiz, y a la señora Secretaria, por tratarse, según sus términos, de un asunto muy delicado, y que si en algún momento se sabe YO seré culpable, y que me costara el cargo (SIC)”.

Es así como dice que el día 15 de febrero “me mantengo en portería esperando noticias del término de la visita, advirtiendo que cerca de las 9.30 bajan tres funcionarios de la Policía de Investigación junto a la señora jefa de Gabinete e ingresan a la sala de audiencia. Ahí me indican que el trabajo está casi terminado y me reitera que esto es muy delicado y que nadie puede saber nada acerca de la diligencia realizada, que no puedo comentar nada (SIC)”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.