Laicos de Osorno piden salida de Ezzati por casos de abusos sexuales

Autor: EFE

Cardenal Ricardo Ezzati. FOTO: SEBASTIAN BELTRÁN GAETE/AGENCIAUNO

"Es un arzobispo que está tan cuestionado, con pérdida de tanta autoridad, que no puede prolongar su estadía al mando de una diócesis que tiene seis millones de personas", señaló el grupo que se hizo conocido tras la oposición que generaron al nombramiento de Juan Barros como obispo de la ciudad.


La agrupación de Laicos de Osorno pidió hoy la salida del arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, medida que consideran de “extrema prudencia” en el marco de la crisis que vive la iglesia católica por los abusos sexuales en su interior.

El vocero de los laicos, Juan Carlos Claret dijo a los periodistas que la salida del cardenal Ezzati es prioritaria.

“Es un arzobispo que está tan cuestionado, con pérdida de tanta autoridad, que no puede prolongar su estadía al mando de una diócesis que tiene seis millones de personas”, recalcó.

Lo anterior después de que la crisis de la iglesia católica chilena se viera agravada la semana pasada, cuando el excanciller del Arzobispado de Santiago Óscar Muñoz Toledo fue detenido y formalizado por siete casos de abuso sexual y estupro contra menores.

Ezzati encabezó este lunes la homilía en honor a la Virgen del Carmen en el Templo Votivo de Maipú, instancia en que se vieron varios carteles acusando de “encubrimiento” por parte de la iglesia a abusadores.

El prelado aludió durante la misa a las pancartas y pidió por una iglesia más santa y por una reconciliación por todo lo sucedido.

La Agrupación de Laicos de Osorno se hizo conocida tras la oposición que generaron al nombramiento de Juan Barros como obispo de la ciudad sureña de Osorno después de haber sido acusado de encubrir los abusos sexuales del influyente sacerdote Fernando Karadima.

El pasado 11 de junio, el papa Francisco aceptó la renuncia del obispo de Osorno, Juan Barros, a 21 días de que los 34 obispos de la Conferencia Episcopal chilena pusieran sus cargos a disposición después de las acusaciones de abuso sexual que pesan sobre la Iglesia católica chilena.

En los últimos 15 años, al menos 80 sacerdotes y religiosos católicos han sido acusados en el país suramericano de delitos de connotación sexual.

De ese total, 45 fueron condenados por la justicia civil o canónica, y de ellos 34 tuvieron como víctimas a menores de edad.

Seguir leyendo