Canje de licencias de conducir



SEÑOR DIRECTOR

Motivados por frenar la escasez de conductores profesionales en el transporte de pasajeros y de carga, Chile ha firmado una serie de acuerdos de reconocimiento y canjes de licencias de conducir con países como Colombia, Ecuador, Argentina y Perú.

Es cierto que el sector del transporte viene arrastrando hace años un déficit de mano de obra calificada y que urge aumentar el nivel formativo y técnico de quienes hoy trabajan detrás del volante, pero es extraño que se permita el ingreso de conductores a nuestras rutas sin pasar por ningún proceso que permita certificar sus competencias laborales. Ellos no solo quedarán exentos de la realización de los exámenes de conducir, sino que también de evaluaciones que permitan detectar si cuentan realmente con las habilidades y competencias psicológicas, motoras y teóricas necesarias para desempeñar esta labor en el país.

Más que hacerle un favor al sector del transporte, este tipo de medidas solo siembran dudas y no ayudan en nada a la profesionalización de esta actividad. Además, es contradictorio que se libere el ingreso de conductores extranjeros sin poner grandes restricciones, cuando en los últimos años se ha pretendido elevar las exigencias en los más de 90 mil conductores que se desempeñan en las aplicaciones de transporte de pasajeros.

Alfredo Lavanchy

Gerente general de Automóvil Club de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.