Hoy es nuestro futuro el que está en juego



SEÑOR DIRECTOR:

Solo pensarlo ya me asusta. Cuando tenga 49 años el planeta que me vio nacer estará al borde del colapso. Cada año aumenta la cantidad de incendios forestales, los glaciares se derriten y el agua se vuelve cada vez más escasa. La crisis climática ya está aquí y durante años las personas en el poder se han negado a tomar acciones concretas para hacerle frente. Pero hoy, puede ser distinto.

Tras ser aprobado prácticamente por unanimidad en las comisiones de Relaciones Exteriores, Medioambiente y Ciencias, hoy los 155 integrantes de la Cámara de Diputados y Diputadas someterán a votación el proyecto que permite la adhesión oficial de Chile al Acuerdo de Escazú.

Escazú es el primer tratado ambiental de América Latina y el Caribe, y el único en el mundo que protege a las y los defensores ambientales. Su objetivo es luchar contra la crisis climática que vivimos dándole más herramientas a las personas y comunidades para que puedan defender su entorno, garantizando el derecho de todas las personas a acceder a la información ambiental, el de participar de la toma de decisiones ambientales, el de acceder a la justicia en estos asuntos y el de alzar nuestras voces en un entorno seguro y propicio para ello.

Fruto de seis años de negociaciones lideradas conjuntamente por Chile y Costa Rica, la aprobación de Escazú hoy en la Cámara no tan solo sería sinónimo de consecuencia con nuestra reconocida tradición diplomática, sino también un compromiso concreto con las generaciones presentes y futuras de que se nos dejará un planeta en el cual vivir cuando seamos más grandes.

Sebastián Benfeld

Coordinador Nacional campaña ciudadana “Escazú Ahora Chile”

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.