Un balance de la Convención




SEÑOR DIRECTOR:

Una semana menos de la Convención Constitucional.

Lo bueno: el término del trabajo de comisiones de armonización y de normas transitorias.

Lo malo: el atrincheramiento por el apruebo o el rechazo antes de conocerse el texto definitivo de la propuesta.

Lo feo (o lo necio): la decisión inicial de no invitar a expresidentes a la ceremonia del 4 de julio.

Agustín Squella

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.