Tonifica tu cuerpo con ballet




Una forma entretenida y diferente de ejercitar durante la cuarentena es haciendo ballet. Y para hacerlo no hay que pararse en puntas ni aprender coreografías, pues cuando hablamos de ballet como ejercicio no nos referimos a usar tutús y lanzarnos con en El lago de los cisnes, sino que a aplicar algunos ejercicios similares a los que hacen las bailarinas y los bailarines y así quemar calorías y tonificar los músculos.

Aunque hasta hace algunos años la práctica de ballet como entrenamiento no era muy popular, la película El cisne negro y la transformación de sus protagonistas, masificó este tipo de ejercicios hasta convertirlos en tendencia.

La escuela Allign Ballet imparte clases virtuales y explican por qué deberíamos intentar entrenamientos como éste. ​Según aseguran, la práctica del ballet además de ser un excelente entrenamiento cardiovascular, puede aportar una tonificación similar a la del trabajo con mancuernas y pesas moderadas. Además, sirve para trabajar la resistencia, la coordinación, la flexibilidad, la postura y mejorar la energía.

Aunque se pueden practicar ejercicios derivados del ballet sin implementos, una de las modalidades más populares es el ballet con barra. La barra es una pieza larga -a veces de madera y otras de metal- cilíndrica y de un metro de altura, que generalmente se encuentra en estudios de danza para que los bailarines se apoyen. La versión que se usa para estos ejercicios tiene dos alturas, se puede cambiar de lugar y sirve para practicar elongaciones y posturas. Y de nuevo, si no tenemos barra no importa porque se puede reemplazar por una silla que sea firme y cuyas medidas acomoden.

“El ballet, y sobre todo el método de la barra, se caracteriza por hacer movimientos que se repiten constantemente en tensión, por lo que ayudan a fortalecer la musculatura de todo el cuerpo”, cuenta la instructora Sofía Pinto. Y añade: “Los brazos y piernas se mueven en diferentes posiciones, por lo que se trabajan esas áreas, mientras que la buena postura trabaja la zona del core”.

Al igual que el Pilates, estos ejercicios son perfectos para practicar sin importar el estado físico o la edad, pues no involucran saltos ni rebotes pronunciados. Además, existe una amplia gama de clases que se pueden tomar en forma gratuita a través de internet, sin importar el nivel ya que todo se puede adaptar.

Aquí algunas ideas para quienes se atrevan a intentarlo de la mano de reconocidos instructores internacionales.

Clase impartida por el Ballet Nacional Holandés

Clase impartida por el Pacific Northwest Ballet

Clase impartida por la Academia de Ballet de Pennsylvania

Comenta