Allamand insiste en que es partidario de "cambios profundos a la Constitución": "Nuestro rechazo es propositivo"

A_UNO_1136275

El senador de RN cuestionó los dichos del presidente del Senado, Jaime Quintana, quien ha expresado en varias oportunidades que si se impone la opción "rechazo" en el plebiscito no se "garantizará la paz social". "Esto es un chantaje absolutamente inaceptable, eso es una extorsión", sostuvo.




El senador de Renovación Nacional, Andrés Allamand, se refirió a su decisión -y a la de otros siete senadores de su partido- de respaldar la opción "rechazo" en el plebiscito por una nueva Constitución que se celebrará el próximo 26 de abril.

En diciembre, Allamand se declaró en "reflexión" y argumentó que evaluaba inclinarse por el "No" debido al clima de "matonaje político".

Casi un mes después, el senador anunció que finalmente rechazaba la opción de partir de una hoja en blanco. "Yo acepto cambiar la Constitución, pero creo que es mucho mejor hacerlo en el entramado democrático que es el Congreso Nacional, y no a través de este procedimiento que creo que tiene enormes elementos de incertidumbre, que es precisamente la Asamblea Constituyente", explicó el legislador en el programa "Quién lo diría" de Radio Infinita.

En esta línea, enfatizó que será "partidario de cambios muy profundos a la Constitución" y aseguró que cuatro días antes de que los partidos firmaran el acuerdo por la Paz y una Nueva Constitución -el pasado 15 de noviembre- en Chile Vamos ya se habían abierto a cambiar la Carta Magna.

"Nosotros tenemos un rechazo que es muy distinto al de otras posiciones, que es un rechazo, digámoslo con todas sus letras, constructivo, un rechazo propositivo. Nosotros decimos: vamos al cambio constitucional y hagámoslo a través de procedimientos conocidos fundamentalmente a través de este u otro Congreso".

Allamand además cuestionó los dichos del presidente del Senado, Jaime Quintana, quien ha expresado en varias oportunidades que si se impone la opción "rechazo" en el plebiscito no se "garantizará la paz social". "Esto es un chantaje absolutamente inaceptable, eso es una extorsión, porque si se abre, como lo hemos conversado una doble opción, hay que respetar los resultados (...) Eso es completamente antidemocrático y completamente inaceptable", aseguró.

Comenta