Domínguez afirma que la “materialización” de los cambios de la nueva Constitución “debe ser gradual, pausada y progresiva”

Foto: AgenciaUno.

El vicepresidente del órgano redactor aclaró que "la materialización de lo que aquí se escriba será paulatina y progresiva, y la manera en que ésto se vaya instalando se llamará transición y será definido por unas normas específicas de esta Constitución que se llamarán normas transitorias”.




Este miércoles, el vicepresidente de la Convención Constitucional, Gaspar Domínguez, se refirió al proceso constituyente relativo a las normas transitorias, que son aquellas regulaciones que establecen el procedimiento y los plazos de implementación de las normas que contendrá la nueva Constitución, si es que ésta se aprueba.

Desde el ex Congreso Nacional, Domínguez señaló que “existe, y con justa razón preocupaciones, miedos, y atenciones por lo que está pasando. Se vienen, como consecuencia de este proceso constituyente, importantes cambios para poder materializar todas las aspiraciones que aquí se están construyendo, pero quiero decir, con mucha confianza y seguridad a todas las personas, que la materialización debe ser gradual, pausada y progresiva”.

Y continuó explicando que “el proceso constituyente es un proceso, y como un proceso, de aprobarse esta nueva Constitución en el próximo plebiscito, se iniciará el proceso de cambios y transformaciones que nos permitirán poder materializar las demandas ciudadanas que nos trajeron hasta aquí, y es por eso que haciéndome cargo de estas preocupaciones”.

Así, afirmó que los cambios y propuestas en la nueva Carta Magna, se implementarán de forma pausada: “Quiero reiterar e insistir que la materialización de lo que aquí se escriba será paulatina y progresiva, y la manera en que esto se vaya instalando se llamará transición y será definido por unas normas específicas de esta Constitución que se llamarán normas transitorias”.

“Porque sabemos que gran parte de la necesidad de certeza que tiene la ciudadanía depende de éstas normas, es que esta semana comenzaremos formalmente a discutir las materias que tienen que ver con la transición, que permitan dar la certeza que la ciudadanía necesita”, agrego el constituyente.

Por su parte, la presidenta del órgano redactor, María Elisa Quinteros, recalcó que “a medida que se acerque el plebiscito vamos a ver tener mucha mas información y, lamentablemente, también puede que exista un poco de estrategias que busquen confundir y desviar la atención de lo importante que son todos estos cambios que estamos proponiendo, que van a ser paulatinos, graduales y con responsabilidad fiscal, por supuesto. Así que invitamos a todos a informarse”.

Pleno de la Convención aprueba incluir en la nueva Carta Magna el derecho a una vivienda digna

El martes, el Pleno de la Convención deliberó el segundo informe de la Comisión de Derechos Fundamentales. En la instancia, se aprobó el primer y segundo numeral, que consagran el derecho a una vivienda digna y adecuada, así como el deber del Estado de “tomar las medidas necesarias” para garantizar este derecho, en la nueva Constitución.

Respecto a derechos de salud, se pasó al borrador el texto que indica que “toda persona tiene derecho a la salud y bienestar integral, incluyendo su dimensión física y mental”, destacando, en este sentido, que el Estado deberá proveer las condiciones necesarias para alcanzar el más alto nivel posible de la salud.

Asimismo, se establece que el Sistema Nacional de Salud -cuya base será la atención primaria- será “de carácter universal, público e integrado”, el que “se regirá por los principios de equidad, solidaridad, interculturalidad, pertinencia territorial, desconcentración, eficacia, calidad, oportunidad, enfoque de género, progresividad y no discriminación”.

En tanto, por 114 votos a favor, 12 en contra y 20 abstenciones, se aprobó el artículo 15, que indica que “el Estado asegura a todas las personas el derecho a la educación”.

Hoy el vicepresidente de la mesa directiva señaló sobre los derechos sociales que se discuten en la Convención, que “los más de 2 millones de personas que se manifestaron hace dos años y que empujaron la creación de este proceso constituyente, los problemas que se repiten una y otra vez son los problemas que tienen que ver con educación, vivienda y salud, en ese sentido nos parece que justamente ahora estamos abriendo al discusión y aprobando las primeras normas en las materias que probablemente más sentir ciudadano producen, que son las materias relacionadas con los derechos sociales”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.